Síguenos

6483841

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Benemeritvm busca la familia perfecta para los K9 que se retiran

 benemeritvmROXI

Buscados por sus excelentes condiciones físicas, mimados desde cachorros y adiestrados desde temprana edad, dedican toda su vida laboral a menesteres mayoritariamente de detección en unidades caninas de la Guardia Civil. Ahora a descansar. Perros de trabajo, jóvenes o adultos que finalizan etapa operativa, son dados en adopción a una familia que se adapte a lo que ellos necesitan.

Por Miguel PELE

Síguenos
 

Son ya 70 perros K9 dados en adopción de los 500 perros, que junto a 350 guías la Guardia Civil tiene repartidos por todo el territorio nacional. Para esta labor surgió la organización sin ánimo de lucro Benemeritvm.org en el verano de 2023 tal y como cuenta a LADRIDOS su presidenta, Ana Núñez. Porque estos perros han estado preparándose primero y luego desarrollando una importantísima labor junto a sus guías para finalmente disfrutar del merecido descanso.
Los que se jubilan son mayoría y cuando llega el momento la primera opción es quedarse con su guía. Cuando esto no es posible, por diferentes razones, se pasa a ofrecerlo en adopción. Además de por edad hay otros que también entran en este protocolo. Algunos por problemas veterinarios, que les impiden dar todo lo que dieron en su momento. Otro pequeño grupo es el formado por “cachorros y jóvenes que en su proceso de formación se detecta que no tienen las aptitudes que se requiere para el servicio, como falta de mordida, miedos o inseguridades, interés por la búsqueda…”.
Así, se pueden encontrar perros para adopción desde cachorros de menos de un año hasta adultos con doce años. Lo normal es que cuando tienen entre 8-9 pasen a esa etapa de retiro del trabajo, por lo que aún les quedan muchos años por delante con las futuras familias.
Las razas que predominan son pastor belga malinois y pastor alemán, ambos excelentes perros de trabajo habitualmente usados por los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, pero también hay otras razas, como labrador, golden retriever, cocker
El proceso de adopción comienza cuando se decide que uno de los K9 debe retirarse del servicio, el perro se traslada a las instalaciones de El Pardo donde está el servicio cinológico de la Guardia Civil. Allí se evalúa y se crea el perfil de este perro para “buscarle una familia que se adapte a él, porque cada perro tiene unas características y no todas las familias podrían ser adecuadas para tenerlo”. Así, los adoptantes no eligen, sino que se les asigna el perro que mejor se adapta a ellos.

Familia sin modelo estándar
Una vez preparado el perro y bajo el eslogan de “Su felicidad, nuestra prioridad” se comienza a buscar esa familia ideal que le dé cariño y cuidados el resto de su vida. Para ello, todas las personas que están interesadas en quedarse con uno de estos perros de trabajo de la Benemérita han debido rellenar un cuestionario genérico previo, tras el que llegaría la entrevista personal y, cuando encajen con el perfil de familia que necesita el perro, se concierta la entrega en las instalaciones de El Pardo.
Los futuros adoptantes deben tener claro que no adoptan una mascota, sino un perro de trabajo. Las diferencias son muy claras: es un perro preparado para detección de estupefacientes, armas, billetes, venenos o acelerantes del fuego, unidades de rescate, entre otras especialidades, y ha llevado una vida dedicada a esta labor. No se trata de un perro cualquiera, sino de uno de élite que está preparado para ello, adiestrado para el trabajo, no educado como se tiene a los animales de compañía, para el que se requiere una experiencia previa sobre las características de estas razas.
Entre la información que se requiere a la familia está si tienen niños, si hay otras mascotas, el espacio del que va a disponer o el estilo de vida que llevan. Nunca entregan un perro agresivo, pero sí que hay que conocer que “son perros enérgicos, que pueden lastimar al pequeño de la casa o puede no tolerar a otros perros de su género, al igual que se informa de las patologías que pueda tener”, aclara la presidenta.
Los trámites son rápidos, cambio de titularidad y se entrega a la futura “mascota” para que tenga un retiro lleno de afecto. A partir de ahí hay un seguimiento de por vida del agente retirado. Por si hubiese alguna duda, cuentan con etólogos y guías que podrían resolver las posibles dudas en los primeros días incorporación a la familia, incluso desplazarse al nuevo domicilio si fuese necesario. Además, disponen de una cuenta de whatsapp con todos los adoptantes donde pueden poner fotos y comentarios de su nuevo miembro familiar y compartir experiencias.

Tras este escaso primer año de adopciones, en las que colaboran los 15 miembros de Benemeritvm, todo ha salido perfecto puesto que ningún perro dado en adopción ha sido devuelto a la Guardia Civil, lo que demuestra que “estamos haciendo un trabajo concienzudo, trabajo a la sombra que no se ve, para seleccionar de entre las familias que lo solicitan”, concluye la presidenta de la organización.

Los datos
70 perros adoptados
500 K9 en la Guardia Civil con 350 guías

(Páginas 4 y 5)

Adoptak9: asociación de los Cuerpos de Seguridad que busca familia a perros policía jubilados

 

Héroes de 4 patas, la élite de las adopciones

Pin It