Síguenos

6372540

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Los abortos de las perras antes de 40 días pasan desapercibidos

 gestacion

La interrupción temprana del embarazo en perras antes de los 30 o 40 días de gestión apenas tiene signos clínicos. Un nuevo estudio marca 13 causas, entre ellas un aumento por brucelosis. Solo se detectan signos clínicos en un aborto después de 40 días. Antes pasa desapercibido ya que el producto de la gestación se reabsorbe y se desintegra dentro del útero

Por Óscar REKALDE

Síguenos
  

Un trabajo de investigación realizado en la Escuela Nacional Veterinaria de Alfort, Francia, señala que en la especie canina, el término “aborto” suele reservarse para la expulsión de un feto muerto o de uno vivo incapaz de llevar una vida independiente. Sucede cuando la muerte fetal ocurre después del día 35 al 40 de gestación. Sin embargo, el diagnóstico de aborto puede pasar desapercibido ya que la perra suele comerse los fetos abortados.
El mayor peligro en caso de un aborto tardío es la contaminación de otros perros o incluso de personas con los fetos abortados infectados o con el flujo vulvar infectado. Ante esta situación, el doctor Alain Fontbonne ha realizado un estudio exhaustivo de las causas por bacterias, virus o protozoos de interrupción del embarazo en la perra tanto en la etapa embrionaria como fetal.

Causas bacterianas
-Brucelosis canina
Es, con diferencia, la enfermedad más importante en este aspecto, recientemente se han observado varios brotes en Europa y además es muy contagiosa. Puede transmitirse durante el apareamiento, pero parece que predominan las vías de infección oronasal y, en menor medida, conjuntival. Los principales contaminantes son el flujo vulvar de las perras, fetos muertos y placentas que han abortado. La secreción vulvar permanece altamente contaminada con bacterias durante 4 a 6 semanas después del aborto. El método de referencia para identificar la presencia de Brucella es el cultivo bacteriológico. Sin embargo, esta técnica no es muy sensible, es costosa y requiere mucho tiempo (mínimo 10 días), Por este motivo se utiliza con mucha frecuencia la PCR. La mayoría de los autores recomiendan tomar muchas muestras diferentes de un perro, ya que las bacterias no siempre están presentes al mismo tiempo en todos los tejidos.

-Campilobacteriosis
Los perros parecen albergar estos organismos con bastante frecuencia entre su microflora intestinal. Los fetos se infectan en el útero, lo que puede provocar abortos o nacimientos prematuros de cachorros débiles.

-Salmonelosis
En este caso la detección del embarazo puede llegar por ingerir algún resto de animal del campo o con dietas de alimentos crudos.

-Leptospirosis
Aunque se considera una enfermedad emergente en humanos y perros, parece que esta enfermedad bacteriana probablemente no sea un agente abortivo común en las perras, a excepción de casos aislados.

-Coxielosis
Es una zoonosis importante en todo el mundo. Se puede propagar alrededor del parto, pero apenas hay casos de aborto canino relacionado con esta enfermedad.

-Listeriosis
Puede provocar un aborto tardío.

-Rickettsiosis
Se ha dado algún caso de la pérdida de algún feto sobre todo tras la picadura de una garrapata infectada.

-Micoplasmosis
Está relacionada con con enfermedades reproductivas caninas, incluidas bajas tasas de concepción, reabsorciones embrionarias tempranas, muertes fetales, abortos, mortinatos o enfermedades neonatales. Se da la circunstancia de que el uso inadecuado de antibióticos de forma preventiva antes del parto puede haber inducido una alteración de la flora genital bacteriana.

-Bacterias vaginales comunes
En la perra, la parte anterior de la vagina, cerca del cuello uterino, no es estéril y alberga muchas cepas de diferentes bacterias, la presencia de una flora vaginal bien equilibrada es la mejor seguridad para que no haya problemas en la gestación.

Causas virales
-Herpesvirus canino
Provoca trastornos reproductivos, principalmente pérdida de cachorros menores de 3 semanas de edad. La transmisión se produce principalmente por contacto directo con secreciones infectadas genitales u oronasales. La infección en adultos generalmente es inaparente y se asocia con latencia, siendo el animal un portador sano que puede reactivarse y reiniciar la muda después del estrés o el calor.

-Virus diminuto canino
También denominado parvovirus canino tipo 1 (nada tiene que ver con el parvo 2) atraviesa la placenta cuando la perra se infecta entre los días 25 y 30 de gestación y puede provocar abortos. Cuando la madre se infecta entre los días 30 y 35, los fetos a veces nacen (a término) con miocarditis y anasarca.

Causas protozoarias
-Neosporosis
Es considerado como uno de los principales patógenos responsables de abortos en el ganado bovino, la seroprevalencia mundial de la infección no es despreciable entre las poblaciones caninas rondando un 20%.

-Toxoplasmosis
El protozoo que causa una coccidiosis en felinos, puede infectar a los mamíferos (incluidos humanos y perros) pero es difícil que pueda influir en la gestación de una perra.

Como conclusión, el autor del trabajo remarca que la brucelosis canina es, con diferencia, el primer agente infeccioso que se debe buscar en caso de pérdida de la gestación en una perra, por su contagiosidad, su peligrosidad y su aspecto zoonótico, debiendo tomarse precauciones inmediatas como el aislamiento estricto de la hembra afectada para evitar cualquier propagación de infección. Asimismo, insiste en que “se debe tener en cuenta la reciente tendencia de alimentar a los perros con carne cruda y subproductos animales utilizando preparaciones comerciales o recetas caseras. Existen riesgos documentados de infección asociados con la alimentación cruda”.

(Páginas 18 y 19)

Pioderma: la bacteria peligrosa que pasa de la piel al cuerpo

 

Cianobacterias: la vida y la muerte

 

“Ni parásitos, ni bacterias, ni virus están confinados”

 

Pin It