Síguenos

6173724

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Un proyecto piloto lleva a un cachorro de golden a la playa como socorristasocorrista cruz roja

 

Este golden retriever de apenas tres meses, que acaba de recibir la autorización del Ayuntamiento de Chiclana, Cádiz para entrar en la playa, ha comenzado su formación como futuro socorrista en La Barrosa. Su guía, Juan Luis de Castellví, voluntario en Cruz Roja, ha puesto en marcha un proyecto piloto pionero en nuestro país. La playa de la Barrosa en Chiclana, de ocho kilómetros de longitud, será la que contará con el primer socorrista de cuatro patas de nuestro país de Cruz Roja. 

Por Emer IGLESIASFotos: Miguel PELE

Síguenos

La playa de la Barrosa, en Chiclana, uno de los emblemas de los arenales de Andalucía por su extensión y anchura, en algunos de sus 8 kilómetros cuenta con más de 100 metros de fina arena, supera récord de bañistas día tras día. Para ayudar a evitar incidentes, Chui, un cachorrito de tres meses, se está formando como “socorrista” de la Cruz Roja de la mano de Juan Luis de Castellví. Se trata de un proyecto piloto puesto en marcha por Cruz Roja, el primero en nuestro país, cuyo objetivo es que este perro aprenda a ayudar a los socorristas y cuando tengan que realizar un salvamento sea una pieza fundamental.
Ayuda al socorrista
“No va a ser un perro que salte a salvar a alguna persona que se esté ahogando, nuestro objetivo es que sirva de soporte al socorrista, es decir, que por ejemplo les lleve el material o sobre todo que le ayude a volver a la orilla cuando traiga a algún bañista”, indica Castellví a LADRIDOS.
Cuando uno de los miembros de Cruz Roja se lanza al mar en busca de una persona en peligro en el agua, una de las primeras cosas que tiene que hacer es medir sus fuerzas para calcular su vuelta con el ahogado. Esto a veces dificulta el salvamento, “ahora cuando Chui esté listo será un gran soporte para el socorrista, que podrá centrarse en llegar hasta el bañista en apuros y ayudarlo sin problemas para llevarlo a la orilla”.
Es un proyecto que se acaba de iniciar. El pasado 27 de julio Cruz Roja recibió la autorización del Ayuntamiento de Chiclana para que Chui entre a la playa de la Barrosa, y la maquinaria se ha puesto en marcha.
Este verano será sobre todo tiempo de socialización, que Chui se familiarice con las motos de agua, con todos los vehículos de Cruz Roja, que aprenda a ir por el agua exactamente donde le digamos, que no se distraiga con todo lo que rodea en la playa”.
Listo para verano de 2024
La formación de este golden retriever durará aproximadamente unos 11 o 12 meses, por lo que, si todo va bien, se espera que comience su “trabajo” en el verano de 2024.
Hasta entonces, desde el día 27 de julio, pisará todos los días el extenso arenal de La Barrosa, se meterá en el agua, subirá a los vehículos que suelen usar los socorristas, recorrerá cada vez con paseos más largos los ocho kilómetros de extensión de esta playa gaditana, una de las que más bañistas recibe.
Eso sí, siempre irá de la mano de su guía, Juan de Castellví, voluntario en Cruz Roja desde hace muchos años que acaba de asentarse en Chiclana.
“Por ahora es un proyecto, Chui tiene que responder satisfactoriamente a la formación, si por lo que fuese no saliese adelante el perro pasaría a ser de terapia, aunque este cachorro tiene muchas aptitudes, y yo creo que llegará a ser el primer socorrista de cuatro patas de Cruz Roja de nuestro país”.

 

Sin rabito
Chui procede de un criador cántabro que lo descartó porque nació sin rabo, lo que le hacía no apto para la venta. Castellví buscaba un golden para adoptar y no dudó en irse hasta Cantabria en su busca. Cuando lo vio fue un flechazo y se lo trajo en coche hasta Cádiz cuando tenía poco más de dos meses. “Hizo el viaje estupendamente, con sus paradas claro, ya se le notaba su calidad, va a ser un socorrista estupendo”.
Su formación, centrada en que coja fondo y nade sin problema tirando del socorrista o llevando el material necesario, tiene un punto clave: “que aprenda a no ir a por todos los bañistas que vea, tendrá que discernir y solo echar a correr cuando se lo pidamos”, matiza este voluntario de Cruz Roja, que es funcionario del Parlamento Europeo.

(Páginas 4-5)

La playa no es tan buena

Objetivo: cadáveres bajo el agua

Prohibido ir a la playa hasta en invierno

Pin It