Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2707909

La pandemia no frena a los perros de trineo, eso sí, con un recorrido más corto

iditarodNoche

 

A las 5:08 del pasado 15 de marzo Dallas Seavey, junto a 10 de sus 14 perros, entraba en la meta de la Iditaod Gold Trail en Deshka Landing empatando a la leyenda Rick Swenson en el récord de cinco campeonatos ganados.

 

Por Óscar REKALDE

Síguenos
 

Seavey, que terminó la carrera en 7 días, 14 horas y 8 minutos, nació en Virginia y su familia se mudó a Seward cuando él tenía cinco años. Es un musher de tercera generación que creció ayudando a su padre, Mitch, campeón de Iditarod tres años, (2004/2013/2018), a entrenar a sus equipos de carreras. Corrió el Iditarod Jr. cuatro veces y en 2005 Dallas se convirtió en el musher más joven de la historia en completar una Iditarod. En 2012 fue el campeón de Iditarod más joven de su historia.

El musher Aaron Burmeister, de 45 años, que quedó segundo, nació y se crio en Nome, Alaska. “He estado compitiendo con el Iditarod durante los últimos 27 años y he estado criando perros toda mi vida”, señaló.

Detrás llegó Brent Sass que alcanzó el tercer puesto superando la cuarta posición que consiguió en la Iditarod 2020.  El mushing es una forma de vida para Brent, le da la oportunidad de salir y explorar Alaska, pero lo más importante es la relación que tiene con todos y cada uno de sus perros. “Conocer el comportamiento y la personalidad de cada perro es lo que hace que el perro mushing sea una aventura. Cada día es emocionante ya sea viajando por un sendero nuevo o aprendiendo algo nuevo sobre los perros. Vivir mi sueño y establecer y lograr metas es lo que me impulsa todos los días”.

El cuarto fue Wade Marrs.  “He estado detrás de un equipo de perros desde que nací”. Las mayores influencias de su mushing fueron su difunto tío y los Redington. Wade. “Yo era un niño tranquilo, aprendiendo las reglas del mushing, sin hacer muchas preguntas, solo escuchando los consejos de los muchos mushers que visitaban mi casa de Redington en Knik”.

A solo un segundo de Marrs, quedó la novata (ya ex novata) Mille Porsild que en solo su segunda Iditarod no solo consiguió completar todo el recorrido y perder su condición de novata, sino que también se coló en top five de la competición

Porsild comenzó a hacer mushing en 1992, dirigiendo un equipo de perros de trineo Polar Husky para el explorador polar Will Steger en una expedición de trineos tirados por perros de tres meses en Canadá. Ella estaba enganchada. Desde entonces, Mille ha vivido con sus perros de trineo para experimentar la gente y los lugares del norte mágico mientras encuentra formas de compartir las aventuras con personas de todo el mundo. Ha dormido más de 1.000 noches en una tienda de campaña en las expediciones en trineos tirados por perros y se siente como en casa en cualquier parte del Ártico circumpolar.

El recorrido de esta emblemática carrera de perros de trineo en Alaska fue reducido este año para extremar las medidas de seguridad ante la pandemia de covid-19.

Bajo el nombre Iditarod Gold Trail Loop, la ruta de la carrera siguió una parte del tradicional recorrido de mushing hasta el puesto de control de Iditarod y luego llegó hasta el pueblo minero de Flat para regresar a la ruta sur en una distancia de 848 millas, 1364 km, muy por debajo de los 1.800 kilómetros de la tradicional carrera de años anteriores.

Los datos

1.364 km ha sido el recorrido reducido por la covid

1.800 km otros años

 

Mushing: la fusión entre el hombre y el perro

¿Maltrato en mushing?

Joserra Lebrón: "A los mushers nos consideran deportistas de segunda"

 

Pin It