Síguenos

6372597

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Los cambios políticos tras las elecciones municipales pueden afectar a las unidades caninas

guardia urbana

 

Los perros también saben de elecciones municipales. En mayo muchos ayuntamientos probablemente cambiarán de color político, lo que significará borrón y cuenta nueva en la gestión local. Y aunque en teoría no tendría que afectar a los agentes caninos, en algunos municipios ya están pensando en mandar a los perros a su casa. Mientras, otros guías afines a los nuevos alcaldes se preparan para ocupar esos destinos

Por Carlos XESTAL

Síguenos

Una preparación en condiciones de un perro como policía necesita como mínimo entre ocho o diez meses, además de mucho trabajo de su guía, la implicación de la Jefatura de la Policía Local y por ende del consistorio, último responsable de toda actividad municipal.
En estos últimos años lo hemos visto en diferentes puntos de la geografía española. En LADRIDOS nos hemos hecho eco, siempre en positivo, de muchos policías locales de norte a sur que trabajan sin descanso con sus perros, del nacimiento de unidades caninas tras años de insistencia, de la formación de agentes como guías caninos a los que su nueva misión les cambió totalmente el trabajo, de la seguridad y tranquilidad que ofrece en un pequeño municipio, o no tan pequeño, que un municipal lleve un perro con él, o de la buena imagen que provoca entre la ciudadanía, y especialmente entre los chavales el agente canino.
Las frases que más repiten todos es que por muy poca inversión los beneficios de tener una unidad canina en un ayuntamiento son casi infinitos, además de que la operatividad de la policía se multiplica por mil.
Con los cambios políticos que se avecinan, algunos de estos perros podrían volver a su casa, ya que hay candidatos esperando alcanzar el sillón de mando para cambiar a los dirigentes de su policía local, por otro lado muy significados hacia un color político.
Y quizás este sea el padre de todos los problemas: que los agentes locales decidan hacer política y, a mayores, entremezclen a los perros de por medio.
El modelo de Unidad Canina que hoy día hay en marcha en la mayoría de fuerzas locales, donde impera que los perros sean propiedad del propio policía, por un lado asegura el bienestar del animal que ante un cambio de destino de su guía, sigue viviendo en su casa, eso sí, sin trabajar. Pero por otro, significa una pérdida de todo un trabajo hecho.
Durante los últimos años lo hemos visto en unidades caninas arrinconadas, donde por falta de inversión los perros han quedado prácticamente abandonados. En LADRIDOS, también hemos denunciado estas situaciones.

Rivas Vaciamadrid
Fue uno de los casos más sonados y más sentidos del mundo del perro. La Unidad Canina de este municipio madrileño, una de las pioneras en nuestro país y a la que muchos municipios pidieron asesoría para poner en marcha dispositivos similares, fue desmantelada en 2017 de la noche a la mañana tras un cambio de gobierno y nunca volvió a conformarse, a pesar de que legislatura tras legislatura hay propuestas de reactivarla, que nunca consiguen suficiente apoyo político para salir adelante. Veremos si mayo significa su vuelta.

Granada
Otro caso es el del perro de Granada, Stan Lee, que tras el cambio de color político, acabó recluido en un chenil lejos de su guía. Dos años después, tras una moción de censura en el Consistorio se le recuperó como agente canino, y ahora en mayo podría ser mandado a su casa. De hecho, otros guías caninos afines a los candidatos que esperan entrar en la Alcaldía, ya se están preparando.

Barcelona
O el de los dos perros de la Guardia Urbana de Barcelona que murieron por la noche solos, por falta de respuesta municipal a las demandas de mejora de la unidad canina, donde nueve perros permanecían en total tristeza cada uno en su chenil de diez de la noche a seis de la mañana sin absolutamente nadie en las instalaciones. Vic y Tom estaban solos por la noche y nadie pudo ayudarlos cuando sufrieron una torsión gástrica.

Palma de Mallorca
Otro caso indignante fue el de Palma de Mallorca, donde después de nueve años con la Unidad Canina en marcha, el Ayuntamiento pensó que era muy cara, la eliminó de un plumazo y envió a los tres agentes caninos a la perrera, un pastor alemán, un pastor belga y una labradora. Mientras se decidía el futuro de los tres agentes que durante nueve años colaboraron en localizar personas desaparecidas y rastrear drogas, su vida transcurrió en un chenil de la perrera de Son Reus en total soledad, donde los veterinarios descubrieron que dos de ellos padecían leishmania.

Vigo
Hace ya más años, cuando la Unidad Canina de Protección Civil de Vigo desapareció sus 12 perros acabaron encerrados en pésimas condiciones higiénicas, sin agua ni alimentos, con graves heridas y sin asistencia veterinaria. El Seprona acabó denunciando la situación y los perros adoptados.

Los datos
28 de mayo, elecciones municipales
8.112 ayuntamientos hay en España
6%-8% es el porcentaje que los profesionales calculan de municipios con unidad canina

(Páginas 36 y 37)


Policías locales, de las mejores de Europa

La Unidad Canina de la Policía Local de Alcobendas, de las más populares de España

Policía Local de Vera: al acecho de las sustancias

La Unidad Canina de la Policía Local de Algete amplía la familia con un macho de springer spaniel

 

Pin It