Síguenos

6615629

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

¿Qué paseo o ejercicio es el indicado para cada raza?

 paseos

 

La futura Ley Animal, en el aire ante la convocatoria de elecciones, prohíbe que un perro esté en casa más de 24 horas sin supervisión, lo que implicaría no pisar la calle en un día entero. Veterinarios y expertos en comportamiento animal lo consideran un disparate. Los profesionales no coinciden en el número de veces ni cuánto debe salir un perro, pero todos insisten en que el ejercicio y los paseos diarios son imprescindibles

Por Emer IGLESIAS

Síguenos

"Todos necesitamos para tener Salud un ejercicio que permita mantener la actividad regular de los músculos y las articulaciones. Este ejercicio debería ser regular en frecuencia e intensidad de al menos una vez al día, con movimientos que requieran una activación superior al momento de salida paseo/urgente para hacer las necesidades básicas”, señala a LADRIDOS Benito Pérez, veterinario responsable de La Clínica Veterinaria en Madrid.
PDSA, la principal fundación de veterinarios para brindar atención a perros heridos o enfermos con dueños sin recursos, insiste también en que “el ejercicio regular es esencial para todos los perros, les ayuda a mantenerse en forma y es muy importante para su salud mental”.
Pero no todos los perros son iguales. La cantidad de ejercicio diario que cada uno necesita depende de su raza, edad, salud, condición física y personalidad, sobre todo.
La raza nos dará la primera pista sobre cuánto y cómo pasear a nuestro amigo de cuatro patas. Unos necesitan de una a dos horas de ejercicio por día, otros más de dos y algunos, sobre todo razas de trabajo, mucho más, además de estimulación mental.
Así, mientras que los expertos consideran que un yorkshire, por ejemplo, necesita una actividad física moderada, para un border collie o un bóxer es imprescindible salir varias veces al día y realizar ejercicio de forma habitual. En la lista de razas que se “conforman” con una o dos horas de paseo diario está yorkshire, bichón frisé, spaniel, papillón, chihuahua, maltés, pekinés, pomerania, o pinscher y teckel miniatura. Los perros de estas razas deberían salir al menos tres veces al día a la calle, y pasar veinte minutos o más olfateando y descubriendo el entorno.
Las razas de cara chata como los pugs, bulldogs y shih tzu necesitan tanto ejercicio como cualquier otro perro, pero a menudo les cuesta respirar debido a la forma de su cara. Esto no quiere decir que tengan que salir menos a la calle, sino que hay que programar sus paseos en horas que no pasen calor y cuidar la duración de las caminatas. Siempre es mejor sacarlos más veces con paseos cortos, que realizar una salida larga que los pueda agotar.
Entre las razas a las que les beneficia un ejercicio alto están bull terrier, border terrier, staffordshire, san bernardo, basset hound, dogo de Burdeos, terrier tibetano, pug, whippet, cocker spaniel, schnauzer estándar, toy, bulldog inglés, galgo o pastor de Shetland, entre otros.
Estos perros son enérgicos y les gusta estar activos durante sus paseos, pero también necesitan descansar luego en casa. Lo ideal sería sacarlos, como mínimo, tres veces al día por espacio de media a una hora y que realizasen actividades tanto físicas como mentales.
Otras razas, sobre todo de perros de trabajo, demandan una actividad alta, y como dueños se la tenemos que proporcionar para conseguir un desarrollo equilibrado de los animales. Perros sedentarios de este tipo acaban en serios problemas de salud y de comportamiento al no poder encauzar toda la energía que llevan dentro. Hablamos de razas como husky, golden retriever, samoyedo, alaskan malamute, border collie, bóxer, labrador, pastor belga, pastor alemán, setter, dálmata, springer spaniel o weimaramer.
La edad también es un factor importante a la hora de programar los paseos. Cuando crece hay que proteger sus articulaciones haciendo ejercicio de forma lenta. Cuando es adulto debe estar en buena forma física, pero cuando es mayor no hay que dejar de hacer ejercicio, sino adaptarlo a su edad y rebajar los paseos en tiempo y distancia.
El estado de salud también influye en qué ejercicio debe realizar. Siempre hay que seguir las recomendaciones del veterinario, único que nos puede dar las pautas.
La personalidad del animal es fundamental para que el paseo sea placentero. El ejercicio es para disfrutar. Si vemos que alguna actividad no va con él, debemos cambiarla y probar con otra.
Además, los paseos de nuestros perros son uno de los momentos que más pueden interaccionar con nosotros. Es importante olvidarnos del móvil y realizar actividades con ellos. Así lo confirma Benito Pérez, “el paseo, además de lo que supone desde el punto de vista de la activación también significa un enriquecimiento social de nuestra mascota.
Lo ideal sería que el ejercicio fuera, además, una actividad lúdica que, en forma de juego, nos permita interaccionar con nuestros perros y gatos”. Veamos qué podemos hacer.
Caminar
Debe ser parte de la rutina diaria. La mayoría de los perros necesita al menos 1 o 2 paseos por día (a menos que el veterinario especifique lo contrario). Una caminata rápida es una gran oportunidad para que queme energía adicional. Un paseo lento y serpenteante, donde dejamos que huela y explore todo el tiempo que quiera, es excelente para su salud mental.
Natación
Es una buenísima opción para los que les guste el agua y, como beneficio adicional, es muy suave para sus articulaciones. Ya sea en piscina, mar, río o lago, es bueno para ellos, pero siempre manteniendo medidas de seguridad.
Correr
Es una de las mejores maneras de mantenernos saludables con nuestro amigo de cuatro patas, pero es imprescindible ir poco a poco. Para empezar, haremos ráfagas cortas de trote suave a lo largo de la caminata normal, y luego aumentamos gradualmente a tramos más largos.
Jugar
Debe ser parte de la rutina diaria de cada perro. Si bien no reemplaza una buena caminata, divertirse con un juego es una forma simple pero efectiva de mantener al animal feliz y activo. El tipo de juegos que disfruta un perro dependerá de su raza y personalidad.
Agilidad
Es una forma divertida de ejercitar al perro, especialmente si tiene una mente activa y le encantan los desafíos. Se trata de completar una carrera de obstáculos que contiene vallas, túneles e incluso balancines. No hace falta hacerlo de forma competitiva, en muchos parques caninos ya hay objetos donde pueden practicar. Una solución también es buscar lugares donde de forma natural pueden subir o saltar, como bancos, pequeñas vallas…
Senderismo
Según los expertos es una forma maravillosa de pasar tiempo juntos, pero antes de partir es importante asegurarse de que la ruta sea adecuada para él, que esté lo suficientemente en forma y sea capaz de hacerla. Debemos evitar los lugares demasiado empinados y las dificultades para trepar.

Ciclismo
Es estupendo para ejercitar perros de alta energía como huskies, collies, pointers, setters y dálmatas. Sin embargo, debido a la velocidad y la resistencia necesarias para mantenerse al día con una bicicleta, es importante desarrollar lentamente la condición física del perro, tomar descansos regulares y asegurarse de no presionarlo demasiado. Nuestro perro intentará seguirnos sin importar lo cansado que esté, por lo que hay que vigilarlo durante toda la ruta.
Entrenamiento
Debe ser parte de la rutina diaria de cada perro. Ayuda a mantener activa su mente, refuerza las órdenes, evita el aburrimiento y es una excelente manera de crear vínculo entre dueño y mascota.

 

 (Páginas 26 y 27)

A desarrollar la mente: ejercicios para "pensar"

El ejercicio excesivo es tan perjudicial para un perro como estar en el sofá

 

Pin It