Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2809271

Los ancianos de nueve residencias asturianas, sin asistencia de perros por falta de garantía financiera

asturias

 

 

El Principado de Asturias publicó el pasado 20 de abril la adjudicación a Integra del servicio de intervención asistida por perros en 16 residencias de mayores, pero ha anulado la de otras nueve a la empresa Entrecanes por falta de garantía financiera.

 

Por M. ARAMBARRI

Síguenos
 

El Organismo Autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias convocó un concurso público para contratar el servicio de intervención asistida por perros en un total de 26 residencias de mayores orientado a la mejora física, psicológica y relacional de las personas alojadas en estos centros.

El objetivo era contratar un servicio de asistencia con perros de forma independiente para cada uno de los 26 centros, a través de cual un terapeuta y un guía canino junto a un perro de apoyo deben realizar dos sesiones mensuales de dos horas cada una con periodicidad quincenal.
El concurso se dividió por lotes, uno por cada residencia, con un importe de adjudicación de 9.504 euros para un periodo de tres años, prorrogable otros dos. 
Solo dos empresas presentaron ofertas y no a todos los centros. Integra programas terapéuticos concursó a 16 lotes y Asociación Entrecanes licitó a 20 residencias
Según el pliego de condiciones, “el servicio de intervención asistida por perros para personas mayores dependientes o con necesidades de apoyos extensos y/o generalizados se desarrollará a través de sesiones grupales e individuales dirigidas a la mejora física, psicológica y/ o relacional de las personas usuarias, basándose en la interacción “animal-persona”.
Las sesiones deben alcanzar como mínimo once objetivos generales como estimular las funciones cognitivas de las personas mayores a través de la interacción con el perro; favorecer el proceso de adaptación e integración en los centros;  potenciar su capacidad funcional, estimular su sensibilidad, potenciar el placer físico al acariciar al animal; estimular la relación con el perro, con los compañeros y profesionales, aumentando la felicidad y sentido del humor,  potenciar la comunicación verbal y no verbal o favorecer la relajación en contacto con el perro, entre otros.

Además se deben abordar un total de 19 objetivos específicos en cada sesión: favorecer el equilibrio estático y dinámico así como los desplazamientos a través de los ejercicios con el perro de apoyo; favorecer la realización de tareas alternativas; disminuir el estrés y la tensión arterial; aumentar la expresión de emociones y la comunicación con el animal como dinamizador; o potenciar sentimientos de empatía y reducir los estados de frustración, entre otros. 
El adjudicatario debe aportar personal técnico o interventor en terapias asistidas con animales que sea capaz de diseñar y realizar un programa en base al perfil de usuarios que tiene y donde el animal es incluido de manera terapéutica, además de “tener conocimientos de las diferentes enfermedades o patologías del grupo de personas con las que va a trabajar, para poder ajustar las actividades, así como saber leer perfiles de las personas usuarias/pacientes y, en base a ello y a los objetivos marcados por los profesionales del centro, diseñar actividades que puedan hacer alcanzar dichos objetivos”.

En cuanto al guía canino, que será el responsable del perro de apoyo, debe velar por la seguridad de los usuarios y controlar el rendimiento y bienestar del animal
En lo que respecta a titulación, el profesional debe contar con experiencia de al menos un año en la impartición de esta terapia y estar en posesión de un título específico como Licenciatura o Grado en Psicología o en Pedagogía o Diplomatura o Grado en Terapia ocupacional, o en Trabajo social, o en Magisterio, rama Educación social, o en Fisioterapia. 
El guía canino deberá estar en posesión del certificado de capacitación de adiestramiento o del Certificado de Profesionalidad de nivel III - SSC10112 Instrucción de Perros de Asistencia y una experiencia de al menos un (1) año de acompañamiento en sesiones de terapia.

Tras abrir las plicas, comprobar que se cumplían todos los requisitos y realizar las puntuaciones, la Mesa de contratación propuso la adjudicación a Integra del servicio en un total de 16 centros, los ubicados en Tineo, Belmonte, Arriondas, Llanes, Piedras Blancas, dos en Gijón, cinco en Oviedo, Pola de Siero, Sotrondio, Mieres, y Lastres. 
Y nueve a la Asociación Entrecanes, ubicados en Pola de Laviana, Infiesto, Sotiello, Grado, dos en Avilés, Gijón y Riaño. En total 25, ya que a la ubicada en Cudillero nadie presentó oferta. 

Hasta aquí todo bien, pero al solicitar a las empresas la documentación que acredite “la capacidad de obrar, la solvencia económica, financiera, técnica y profesional y la garantía del 5% del volumen del contrato”, la Mesa comprobó que faltaba documentación y dio tres días a los adjudicatarios para la presentaran. Tras finalizar el plazo, se acuerda excluir de la propuesta de adjudicación a la Asociación Entrecanes “al no presentar a tiempo la garantía definitiva por importe del 5% del precio ofertado, quedando desiertos los nueves lotes, al no existir ningún otro licitador”. 
Esto supone, que los mayores o personas dependientes usuarios del servicio del Organismo Autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias en las localidades de Pola de Laviana, Infiesto, Sotiello, Grado, dos en Avilés, Gijón y Riaño, se quedan sin un servicio altamente positivo que ayuda a la mejora física, psicológica y relacional de los mayores residentes.
Un agravio comparativo con los usuarios de los 16 centros repartidos por la geografía asturiana que sí contarán con este servicio hasta el año 2025 al haber sido adjudicado a una empresa canina seria que sí cumple con todos los requisitos.

 

¿Quién debe regular las IAA?

Madrid destina 50.000 euros a ampliar su programa de IAA

Un galgo en el internado

Pin It