Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4008567

Así es el perro del campeón Sergio González: competidor deportivo y detector de drogas

huesca

 

Ahzârüss Auzzy, el perro del campeón de España Sergio González, vive feliz “pluriempleado”. Lleva un año detectando cualquier resquicio de droga en la zona de influencia de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca y, a la vez, es el perro de deporte de González. Nacido en 2018 tiene ya el grado 2 de IGP y está listo para conseguir el 3 en el próximo campeonato nacional.

Por E. IGLESIAS

 

Síguenos

Este malinois inició su andadura con el campeón como su perro de deporte y enseguida sacó a relucir sus cualidades. Sergio no lo dudó y lo ofreció a la Guardia Civil para incluirlo en la Unidad Cinológica de Estupefacientes de la Comandancia de Huesca.
“Lleva un año en la especialidad, era mi perro de deporte, lo he preparado yo. En la Guardia Civil nos dan la opción de tú poder preparar un perro y donarlo, si pasan las pruebas básicas que les hacen en Madrid te lo adjudican para trabajar”, indica el agente a LADRIDOS.
Además, Ahzârüss Auzzy es un miembro más de la familia de Sergio. “Es mi perro que vive conmigo en casa, no quería tener otro para trabajar y dije pues mi perro de deporte con el que hago hago IGP lo preparo también, lo doné, pasé las pruebas y me lo adjudicaron, y ahora hace deporte conmigo y también trabaja conmigo detectando estupefacientes”, añade Sergio González.
El día a día de Ahzârüss Auzzy es como el de muchos de sus compañeros de agentes de cuatro patas del Instituto Armado. “Un día normal quedo con mi otro compañero de la Unidad, tiene una perra en periodo de formación, le hacemos un poco de ejercicio físico, planificamos unas prácticas que normalmente son organizadas el día anterior, dejamos puestas muestras, por ejemplo en la zona del aeropuerto, o si vemos que tenemos que reforzar interior de domicilios, o interior de vehículos”.
Las labores de este binomio de la Guardia Civil son de dos tipos: preventivas contra el narcotráfico o ya trabajos operativos, muchos de ellos de apoyo a la policía judicial en registros con autorización judicial.
Todos los servicios que realiza Sergio González en su trabajo como guardia civil están relacionados exclusivamente con el perro. “Hay días que simplemente tienen entrenamiento y hay otros días que estás de guardia las 24 horas y dentro de esa guardia también tienes unas horas de entrenamiento, de limpieza de perreras, temas de oficina, se divide un poco el día de guardia entre trabajo de oficina, trabajo con el perro y limpieza de perreras”, relata.
Una vez que Sergio González tenía el perro ya totalmente introducido en el deporte canino de élite, IGP, comenzó con el entrenamiento para ser futuro detector de estupefacientes. “Lo preparé en unos ocho meses, lo primero es que tiene que ser un perro muy sociable, saberse desenvolver en todo tipo de situaciones, interiores, exteriores… Tiene que estar muy educado,, que no sea conflictivo, que se sepa comportar porque vas a colegios, discotecas, aeropuertos, sitios públicos…”.
Una vez pasada la etapa de socialización al máximo, Ahzârüss Auzzy recibió el adiestramiento técnico. “Es el paso de la asociación de la sustancia, cada día hay más sustancias nuevas. Tenemos acuerdos con Sanidad a nivel autonómico y nos proveen de lo que es la materia prima; una vez al año tenemos una cita con ellos y nos proveen de las sustancias nuevas, de las que existen en la calle. Son las típicas, hachís, marihuana, cocaína, heroína, metanfetamina…”
El poder olfativo del perro es un gran arma con el se cuenta para este trabajo. “El perro no suele tener ningún problema, pero sí es verdad que cada individuo tiene más facilidad para asociar una sustancia que otra, pero al final todo es cuestión de entrenamiento, si el perro tiene los instintos mínimos no tiene ningún problema para asociar cada una de las sustancias”, asevera el agente.
La polivalencia desarrollada por Ahzârüss Auzzy pone de manifiesto que realizar actividades diversas es un complemento que potencia el trabajo policial. “Al perro desde mi punto de vista hoy en día cuanta más diversidad tenga, y más tenga la mente ocupada, al desarrollar su trabajo lo hace mucho más estable y más productivo”.
Eso sí, para llegar a esta polivalencia es importante que el perro tenga unas cualidades innatas. “Cuando un perro tiene calidad puede tener esa polivalencia de poder desarrollar diferentes trabajos a la vez. Con el tema del IGP al perro lo mantienes activo, y el tema del trabajo de detector es más un juego, más sociables, busca su recompensa, aunque al perro lo llegues a disciplinar, él se lo toma siempre todo como un juego”.

El buen hacer de este binomio tanto en deporte como en servicio público viene también a desterrar el antiguo mito de que el perro de trabajo para rendir debía ir de la perrera al trabajo y del trabajo a la perrera. “Hoy en día, cuanta más vida social desarrolla más estabilidad mental tiene para afrontar su trabajo. Esto ha evolucionado mucho, tanto a nivel de trabajo como en el lado deportivo, y nuestro perro de trabajo es nuestro propio perro, que tienes en casa, que es polivalente, te diviertes con él y está integrado en una unidad familiar. Está demostrado que aumenta su capacidad a la hora de desarrollar su trabajo”.
En cuando a su labor como servicio público está claro que el perro posee una capacidad olfativa que no tiene las personas, “no es que el trabajo del operativo policial se base en el perro, pero es un complemento cien por cien eficaz. Tenemos medios y mecanismos, de personal, de busca de personas, y el can es un complemento de apoyo al resto de la unidad. Hay un equipo especializado y el perro es un complemento muy activo al resto de la unidad y necesario dentro de ese equipo. ¿Esencial?, no, se puede hacer este trabajo con labores humanas, pero con el perro se hace mucho más rápido y se abarca más terreno”.
En resumen es “un complemento más a un equipo bien preparado”.

(Páginas 4 y 5)

Sergio González, campeón del pastor belga: “No por entrenar una y otra vez a un perro va a ser campeón”

Sergio González, campeón de IGP: “La competición nos pone a cada uno en nuestro sitio”

 

 

 

 

Pin It