Síguenos

6704964

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Varios investigadores aseguran que los bomberos que trabajan con perros sufren más lesiones

 bomberos

Las universidades de medio mundo dedican cada vez más medios para desarrollar proyectos de investigación que aporten avances a la sociedad. Algunos de estos trabajos son cuanto menos variopintos. El último, uno publicado en la prestigiosa revista “Oxford Academic” que concluye que llevar un perro de búsqueda aumenta el riesgo de caída de los bomberos. La universidad de Paraná ha invertido tiempo y dinero para que cinco investigadores demuestren que los bomberos que usan perros para buscar a victimas sufren más lesiones

 Por Óscar REKALDE

Síguenos
  

Bajo el título “el manejo intensivo de un perro de búsqueda reduce la fuerza de agarre y aumenta el riesgo de caídas de los bomberos”, nada menos que cinco investigadores de la Universidad brasileña de Paraná, Luis Gustavo Pimenta, Carla Forte Maiolino Molento, Leonardo Farah, Cintia de Lourdes Nahhas Rodacki y Anderson Caetano Paulo han dedicado sus horas pagadas con fondos públicos a discernir la “influencia” de los perros de rescate en los músculos de los bomberos.
¿Cómo surgió la surrealista idea de investigar por qué algunos bomberos sufren resbalones o tropiezos y se acaban cayendo al suelo más que otros?
Quizás el trasfondo de todo esté en el elevado número de bajas entre los trabajadores de este servicio público, lo que ha podido llevar a los dirigentes a buscar los motivos de los desequilibrios que acaban en cuerpo a tierra a su personal. O quizás, algún “académico” deseoso de realizar una investigación original tuvo la genial idea en una noche de desvelo. No es descartable tampoco que la mujer/marido de alguno de los bomberos que se pasa parte de su jornada laboral arrastrado por el suelo por un perro que va a toda a velocidad en busca de la víctima haya sugerido que se investigue por qué un día sí y otro también se ve en la tesitura de curar las heridas a su pareja.

Más dolores musculares
El caso es que sea por el motivo que sea, los investigadores partiendo de la base de que “los bomberos que manejan perros supuestamente tienen más dolores musculares agudos, más tropiezos y fatiga” se marcaron el objetivo de “verificar la influencia de un perro de seguimiento sobre las respuestas psicofisiológicas y musculares del bombero y el número de desequilibrios en una actividad simulada de búsqueda de personas”.
Para ello se pusieron manos a la obra y reclutaron diez perros guiados por diez guías caninos, estos pesaban una media de 92 kilos, medían 1,78cm, tenían una edad media de 37,8 años y un tiempo de servicio de 9,5 años. Todos los binomios realizaron una actividad de “búsqueda simulada que consistió en una caminata predefinida de 2,5 km entre el inicio de la búsqueda y el lugar donde se escondía la víctima falsa. Se midieron variables cardiometabólicas, nivel de dolor y rendimiento muscular antes y después de la actividad (factor tiempo). También se cuantificó el número de desequilibrios sufridos durante el alza”.

25 caídas
Este impresionante trabajo les aportó datos “inéditos” dignos de reconocimiento internacional. Entre sus resultados indican interacciones relacionadas con la fuerza de agarre por debajo de los bomberos que no llevan perro; también que “la fuerza de prensión se redujo en la actividad postbúsqueda con el perro y aumentó el control en comparación con la preactividad”; además, “el nivel de dolor y malestar en las regiones del cuello, tronco y cadera fue mayor en los que llevaron perros” que se desequilibraron en 25 ocasiones.
Todo este cúmulo de datos recogidos con paciencia en unas exquisitas tablas gráficas que entran por los ojos, llevó a los cinco estudiosos a unas conclusiones que muestran al final de trabajo a la comunidad científica internacional.
“Los hallazgos de este estudio resaltan que un perro que sigue al bombero aumentó el número de resbalones, tropezones, cambios bruscos de dirección y pérdida del equilibrio corporal, acompañado de una reducción en la fuerza de agarre y un aumento del dolor agudo en el cuello, tronco, y cadera”, matizan.

Diseñar estrategias
Y como aportación a los prestigiosos cuerpos de bomberos de medio mundo, los cinco investigadores concluyen que “estos hallazgos pueden contribuir a apoyar estrategias para mitigar lesiones y optimizar el desempeño de los operadores caninos en el departamento de bomberos y otras unidades cinotécnicas”.

España aumenta el número de efectivos
Todo sea por la seguridad de los bomberos, un gremio que en nuestro país cuenta con más de 40.000 profesionales, cifra que incluye tanto a bomberos profesionales como a voluntarios que día tras día dedican su vida a proteger a la ciudadanía frente a diversas emergencias. Este número significa un incremento del 14% en 2022 (último año del que hay datos), frente a los 359.783 efectivos que hay en la Unión Europea, 5.300 menos que el año anterior, según datos de Eurostat. Alemania es el país que cuenta con una mayor dotación: 64.869 bomberos, le sigue España que cuenta con 42.011 profesionales de la extinción, Italia con 41.444 o Francia con 39.111. En cuanto a la proporción de bomberos, Grecia, Estonia y Chipre, están a la cabeza donde de cada mil trabajadores cuatro son bomberos. El dato baja a tres de cada mil en Rumanía y se sitúa por debajo de tres en muchos otros, como España, donde solo dos de cada mil empleados son bomberos. En Italia, la proporción se sitúa por debajo de dos (1,79), en Francia es muy inferior (1,38) y los Países Bajos es el único estado en el que menos de uno de cada mil es bombero (0,06).

 

La profesión está muy masculinizada, por cada 347.305 bomberos en Europa, solo hay 12.478 mujeres en el oficio, y no existe de momento un problema de envejecimiento, ya que hay efectivos en todas las franjas de edad: un 18% tienen entre 40 y 44 años; un 16,6%, entre 35 y 39 años; un 13,6% entre 40 y 49 años; un 13,4%, entre 30 y 34 años; otro 13,4% tiene 55 años o más; un 12,5% tienen menos de 30 años y un 12% entre 50 y 54 años.
Aunque no hay datos del número de estos servidores públicos que trabajan con caninos, el arduo trabajo de la Universidad de Brasil seguro que levantará conciencias y nuestros rescatadores recibirán indicaciones para no dar con su cara en el suelo cuando salgan a trabajar.

Los datos
2 de cada mil empleados en España son bomberos

 

(Páginas 38 y 39)

 

La efectividad de unidades caninas en los bomberos es indiscutible

 

Bomberos de Granada, una unidad canina en constante actualización

 

Perros en el Cuerpo de Bomberos, la garantía para los mayores

 

Los bomberos de EE UU incorporan máscaras de óxigeno para mascotas  

 

Pin It