Síguenos

6372700

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

¿Por qué no vivís más?

cementerios

La vida media de los perros se sitúa en 12 años, dependiendo de factores genéticos como la raza; o sociales, como la actividad que hagan o la alimentación que reciban. Esta vida “corta” hace que practicamente todos los propietarios de mascotas sufran alguna vez en su vida el dolor de una pérdida, dolor que se vive con intensidad siendo necesario pasar un duelo casi igual al que se siente al perder un ser humano querido. Por la geografía española ya existen diferentes cementerios, incineradoras o, incluso tanatorios, donde despedirse en compañía de amigos y familiares de nuestro amigo más fiel. 

Por LADRIDOS

Pusuke era un cruce de Shiba-Inu que vivía en Japón. Vivió durante 26 años y nueve meses. Este can ostenta el record Guinness como el perro más longevo de la historia. 

Saber los años que puede vivir un animal y su equivalencia con la edad de las personas es bastante complicado ya que es diferente en función del tipo y la raza del can. Además, la esperanza de vida de los perros está ligada a otros factores como el tamaño, la alimentación, la esterilización, el deporte e incluso, la propia personalidad.

Las razas de perros más pequeñas, por lo general, suelen vivir más que las grandes. El nivel de actividad y ritmo metabólico tienen mucho que ver. Cuanto más activo es un organismo, más veces tendrá que comer, quemando sus células de forma más apresurada que un can de menos tamaño.

Según diferentes estudios avalados por científicos de renombre internacional, los mestizos presentan una mayor esperanza de vida que los de pedigree. Los canes de raza pura en muchas ocasiones han sido cruzados de manera incontrolada, mezclándose en numerosos casos individuos emparentados, esto se traduce en una alta consanguinidad, que lleva asociada enfermedades genéticas que reducen la esperanza de vida del perro, como por ejemplo, la displasia de cadera.

Cuando tenemos un perro mestizo, es decir cuando hay una mezcla de sangre nueva, la variabilidad genética aumenta y los problemas asociados a enfermedades hereditarias se reducen, por lo que su longevidad es mucho mayor a la de un can de raza.

La esperanza de vida del perro se alargará con un acertado cuidado de la alimentación y de deporte como los ejercicios Agility, actividades que ayudan a estar en forma tanto al can como al guía, reforzando sus lazos afectivos.  La mayoría de los alimentos para perros son creados para las diferentes razas y etapas de la vida de los canes.

Por ejemplo, los piensos para cachorros de razas grandes tienen mayores cantidades de calcio y fósforo porque éstos crecen más rápido que los de razas pequeñas. Esto permite individualizar el tipo de alimentación de cada animal dependiendo de las necesidades del mismo. Se debe buscar en la etiqueta del producto alguna referencia a la Asociación Americana de Funcionarios de Control de Alimentación (AAFCO) que determina que dichos productos son aptos y equilibrados para su consumo. Esto les permitirá mantener unos huesos fuertes, dientes y pelaje sanos y protegerá su función inmune.

El mayor problema en la alimentación canina son las sobras y golosinas que les suministran sus guías, que pueden alterar el equilibrio de bacterias en el tracto digestivo, provocando vómitos y diarreas, así como incrementar la ingesta de calorías de forma desmesurada.

La Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas determina que la mitad de los perros domésticos padece sobrepeso y es que el suministro de demasiados nutrientes puede ser dañino para su salud, contrayendo, por ejemplo, la diabetes, la pancreatitis o problemas de corazón.

Hay teorías que mantienen que se reducen los problemas de salud con la esterilización de los perros. Gracias a esta operación desaparecerá el celo, la agresividad de algunos machos contra otros por dominancia u otras conductas sexuales indeseadas, como montar a otros perros.Esta castración aumenta la esperanza de vida de los canes. Desde un 18% en los machos hasta un 23% en las hembras tal y como afirma el informe de la State of the Pet Health. Además, la esterilización permite erradicar la proliferación de las camadas no deseadas, animales que con bastante frecuencia acaban abandonados en las calles.

La esperanza de vida de los perros callejeros se ve mermada por diversas enfermedades. Viven en unas pésimas condiciones sanitarias por lo que son muy susceptibles a padecer el moquillo, la rabia, la sarna, la leptospirosis o pulgas y garrapatas. La presencia de estas enfermedades disminuye la longevidad de los mismos.

Con más de 20 millones de animales en España, ¿qué pasa cuando muere nuestro fiel compañero? Al igual que existen empresas dedicadas a mejorar el día a día de nuestras mascotas, empiezan a proliferar las compañías dedicadas a darles una digna despedida. Los trámites que se exigen para enterrar a un perro no son complicados.

 

Cementerio de animales

El enterramiento o incineración de animales por particulares queda totalmente prohibido tal y como refleja el artículo 51 de la Ordenanza de Limpieza de Espacios Públicos y Gestión de Residuos de la Comunidad de Madrid. Por este motivo, cuando un animal fallece es recomendable seguir las siguientes pautas: 

  1. Comunicar el fallecimiento ante los registros de identificación donde se encuentra inscrito el animal.
  2. Certificado del veterinario que afirme que el can no ha fallecido a causa de una enfermedad infecto-contagiosa.
  3. Enterrar o incinerar a nuestra mascota fallecida con la que poder dar una despedida digna. 

Perros, gatos, pequeños roedores y pájaros poblan el Cementerio de Animales de Barcelona tal y como nos afirma Assumpta, la gerente del centro. Sin embargo, la incineración canina es una práctica cada vez más extendida en nuestro país, actividad en la que existe una gran competencia. “La incineración es mucho más cómoda” afirma Víctor de Cresma, en Valencia.

 

¿Cual es la longevidad de cada raza de perro?

De 6 a 9 años: Bulldog, Lobero irlandés, San Bernardo, Boyero de Berna, Bullmastiff, Gran Danés y Bulldog francés.

De 10 a 12 años: Bull Terrier, Scottish Deerhound, Rottweiler, Akita, Pomerania, Chow Chow, Schnauzer Gigante, Rhodesian Ridgeback, Doberman Pinscher, Pastor Alemán, Norfolk Terrier, Boxer, Labrador, Golden Retriver, Airedale Terrier, Weimaraner, Collie, Afgano, Basset Hound, Pointer, Inglés Toy Spaniel, Boston Terrier, Samoyedo, Setter y Dálmata.

De 13 a 16 años: West Highland White Terrier, Pug, Maltés, Yorkshire Terrier, Springer Spaniel Inglés, Pequinés, Bichon Frise, American Cocker Spaniel, Border Collie, Dachshound, Whippet y Cavalier King Charles Spaniel Chihuahua, Collie Rough, Perro Pastor de Shetland, Pomerania, Dachshound Miniatura, Jack Russell Terrier, Terrier Tibetano, Schnauzer Miniatura, Caniche Miniatura, Beagle, Shih Tzu, Lhasa Apso, Poodle Toy, Staffordshire Terrier y Collie Barbudo.

Pin It