Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2808953

Can de Palleiro, ¿sobrevivirá?

candePalleiro

 

Es uno de los iconos de Galicia. La historia del Can de Palleiro refleja la transformación experimentada por la sociedad gallega en las últimas décadas. El abandono del campo y la emigración a la ciudad, llevaron al otrora abundante Can de Palleiro al riesgo de la extinción que todavía no ha remontado. Los nuevos tiempos trajeron otras modas y los gallegos dieron de lado al que fuera su fiel perro pastor y de guarda. Fue así hasta que la Xunta de Galicia tomó la iniciativa, a finales del siglo pasado, siguiendo los programas impulsados por la Unión Europea para poner en valor la biodiversidad de las diferentes agrupaciones raciales de los animales domésticos.

Por Elvira A. GAYO

El Can de Palleiro, o perro de pajar, es una de las cuatro razas autóctonas de Galicia. Con 984 ejemplares registrados a 31 de diciembre de 2016, está todavía en riesgo de extinción. De este casi millar de ejemplares, 37 viven fuera de Galicia. En muchas de las comunidades en las que residen gallegos está registrado algún Can de Palleiro. Los hay que viajaron a Andalucía, Cataluña, Baleares, Pais Vasco, Canarias, Asturias, Aragón, Madrid, Castilla-León, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana, pero también emigraron a Alemania, Noruega, Holanda y Portugal.

Como otras razas de perros de pastor, el Can de Palleiro procede del tronco indoeuropeo que acompañó a las sucesivas migraciones de los pueblos europeos. Es un animal fuerte y resistente, bien proporcionado, de tamaño medio-grande y aspecto lupoide. Entre sus características, destaca su estabilidad psíquica. Las capas más abundantes son las amarillas-canelas, pero también pueden ser alobados y negros. Presentan orejas erguidas y cola en forma de sable. 

El abandono de la vida rural, la estabulación del ganado y la mezcla con perros de razas foráneas a los que se daba más aprecio que a lo propio, como explica Juan Carlos Puente Hermida, Vicepresidente del Club de la Raza Can de Palleiro, pusieron a este fiel guardián de la casa y el ganado al borde de la extinción. Desde entonces, la situación ha mejorado pero el riesgo todavía persiste.

Por este motivo, la Xunta de Galicia se mantiene como responsable del Libro Genealógico y la raza Can de Palleiro, que tiene los reconocimientos administrativos a nivel autonómico, nacional y europeo, al figurar en el Catálogo de Razas Autóctonas Españolas, no está reconocida por la Real Sociedad Canina Española y la Federación Cinológica Internacional.

El Vicepresidente del Club de la Raza Can de Palleiro indica, sin embargo, que “en septiembre pasado fuimos a Madrid a presentar la raza CP en la Exposición Nacional de Razas Españolas, invitados por la RSCE y quedaron impresionados por las características de la raza y por el trabajo desarrollado para su recuperación”. Juan Carlos Puente explica que “pretenden llevar la gestión del Libro Genealógico, pero la Xunta de Galicia no lo cede mientras siga en peligro de extinción” y añade que “actualmente estamos en conversaciones para encontrar formas de colaboración de manera que, los que lo deseen, puedan participar en sus exposiciones y concursos”.

El punto de inflexión en la lucha por la superviencia del Can de Palleiro fue su reconocimiento como raza autóctona de Galicia, lo que supuso, en palabras de Juan Carlos Puente, “una herramienta para definir el prototipo y poder criar en pureza racial con ejemplares inscritos en el Libro Genealógico, lo que nos ha permitido deshacer el equívoco que se daba en algunos sectores de asimilar el Can de Palleiro con un perro mestizo indefinido”. 

Por iniciativa de la Consellería de Agricultura, Gandería e Política Agroalimentaria de la Xunta de Galicia, en noviembre de 1999 se presentaba, en Lugo, el Plan de recuperación de las razas caninas autóctonas de Galicia. Como consecuencia de ello, fue aprobada la reglamentación específica del Libro Genealógico de la Raza Can de Palleiro y su Estándar Racial que figuran en la Orden de 26 de abril de 2001, por la que se hace público el Estándar Racial del Can de Palleiro y se crea el Libro Genealógico de la raza. Con posterioridad, fue propuesta y admitida por el Comité de Razas de Ganado de España el 18 de junio de 2001 e incorporada al anexo del Real Decreto 558/2001, de 25 de mayo, al adquirir la consideración de raza canina española, con unas características y aptitudes determinadas.

El Club Raza Can de Palleiro es la única entidad reconocida para todo lo concerniente a la raza. Para garantizar la crianza en pureza racial se realizan pruebas genéticas en la empresa pública Xenética Fontao.

Hoy la mayoría de los ejemplares de Can de Palleiro están repartidos por la zona rural pero los hay también en las ciudades. ¿Y cómo se adapta un perro de pajar a la vida urbana?, “aunque no es la más adecuada, siempre que no sea muy restringida, se adapta bien”, responde Juan Carlos Puente.

 

Requisitos de la FCI para el reconocimiento de una raza

  1. La organización canina nacional (afiliada a la FCI) hará la petición tanto de una población canina que ya haya sido reconocida a nivel regional o nacional como una nueva población. 
  2. Tiene que ser una población de perros que compartan características fenotípicas definibles y heredables, tras una cría llevada a cabo por seres humanos durante un lapso determinado.
  3. Debe haber un mínimo de ocho grupos familiares, con no menos de dos machos y seis hembras, de dos camadas diferentes, nacidas durante un período de cinco años. 
  4. Se exige un programa de crianza planeado con excelencia y tras un registro mínimo de veinte años en un club canino nacional, sin antepasado común a lo largo de tres generaciones.
  5. Una delegación evaluará in situ “con el estándar en mano” un mínimo de 60 perros: machos y hembras, que representen a todos los tamaños, colores y tipos de mantos.
Pin It