Síguenos

6372753

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Dos perros pastores aprenden a espantar a las águilas

 maremma

 

En las Highlands, las Tierras Altas de Escocia, las águilas marinas de cola blanca están dando problemas a los rebaños de corderos. Se calcula que han matado a cientos de crías en las últimas décadas. Luigi y Peaches, dos perros pastores maremmanos, están siendo entrenados para ahuyentar a las aves rapaces y acabar con esta situación. Esta raza, oriunda de Italia, grande, robusta, musculosa, con pelaje blanco, que vive para defender a su rebaño, ahora lo hará también por aire

Por Carlos XESTAL

Síguenos
 

Las águilas marinas, el ave rapaz más grande de Escocia, fue reintroducida en la costa oeste hace casi 50 años. Es un ave protegida, que baja a comer en busca de gansos o de corderos dependiendo del clima. Gracias a su astucia y su envergadura, pueden llegar a medir dos metros y medio de largo, aprenden muy rápidamente que las ovejas o corderos son unas presas fáciles para sus polluelos.
Los granjeros pierden a muchos miembros de rebaño por estas aves y, hasta ahora, no tenían forma alguna de luchar contra ello. Por este motivo, dos adiestradores Jonathan y Daisy Ames de Rothiemurchus Falconry se han puesto manos a la obra y han comenzado el adiestramiento de los dos perros pastores de Maremma para que ahuyenten a las aves rapaces de sus manadas.
El sistema, aunque pionero, es sencillo. Durante el entrenamiento, por corto espacio cada día, los halconeros alientan a los perros a perseguir un dron que sobrevuela con un señuelo de águila incorporado, con el objetivo de que el gran instinto protector que tiene esta raza con su rebaño se active cuando vean a un depredador amenazando a una oveja.
Por tierra y por aire

Según explica Ames, uno de los adiestradores, “el objetivo es que vivan y protejan a la manada a tiempo completo, tanto por tierra como por aire, para ello se les brinda entrenamiento sobre conciencia aérea”.
La presencia de las águilas marinas en esta zona de Escocia es muy positiva. “Se ha trabajado mucho para traerlas aquí, y son excelentes para el ecosistema y también para el turismo. Nuestro objetivo es que aprendan que hay depredadores junto a los corderos que ellas quieren llevarse, que los protegen, corren y les ladran”, matiza el entrenador canino.
Para ello cuentan con un águila marina de cola blanca en el centro de adiestramiento. Mientras están en un espacio controlado dejan que los perros vean como esta ave rapaz coma lo que ellos creen que es un cadáver de oveja.
Es el primer paso, “antes de ir y probarlos de verdad, los perros deben haber visto a un depredador comiendo lo que consideran que son sus ovejas”, matiza Ames.
Las águilas marinas deben buscar comida para sus polluelos. Si cuando se lanzan a por un cordero, se lastiman o se asustan, ya no podrán cazar, por lo que con este sistema aprenden que los corderos no son presas fáciles para ellas.
El adiestrador explicó que “por lo que entendemos sobre el comportamiento de las águilas, no les gustan las confrontaciones fuertes. Si perciben a estos perros que ladran como un gran depredador, no querrán entrar y correr el riesgo de lesionarse”.
Por el momento, Luigi y Peaches están “patrullando” para proteger a crías de cordero. La previsión es que en diciembre, una vez que los dos perros estén suficientemente entrenados y listos para trabajar, se unan a un rebaño más grande para que estén con las ovejas y estas los conozcan un par de meses antes de tener a sus crías.
Problema desde el inicio
Según señala John Willie Gilles, presidente del club de cría de ovejas de North Raasay, la presencia de estas águilas ha sido un problema para ellos desde que se introdujeron. “Notamos un impacto significativo en nuestros porcentajes de partos en cualquier lugar donde anidaban las aves, se redujeron en un 30% de un año al siguiente”.
Cuando esta rapaz no está en época de cría no se acerca a los rebaños, pero cuando tiene pollitos “encontramos muchos corderos muertos con un gran agujero en la caja torácica, les arrancan el corazón, los pulmones y el hígado para dárselos de comer a sus crías”. Matiza Gilles.
Si estos dos perros consiguen tener éxito ahuyentando a las águilas marinas, el proyecto se podría extender a otras zonas de Escocia.

 

Los datos
S. XIII En una pintura de la iglesia de Santa María de Florencia aparece ya esta raza
50 años hace que el águila marina de cola blanca fue reintroducida en Escocia
2,5 metros de largo pueden llegar a medir
30% menos de crías de cordero donde anidan estas aves rapaces

Fuente:BBC

(Páginas 36-37)

Border collies contra gansos

El gigante y emblemático mastín español

Una raza que importa y se exporta: mastín del Pirineo

 

 

Pin It