Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4008476

En tres días un perro amputado puede disponer de su nueva prótesis

prótesis

El bajo precio y la durabilidad las hacen una alternativa viable a las tradicionales

El estudiante, sin ninguna experiencia en 3D, quiere generalizar el uso de esa tecnología en otro tipo de prótesis

Por M. ARAMBARRI

 

Síguenos

Aprovechando el potencial ilimitado de la tecnología de impresión 3D, el estudiante de veterinaria polaco Maciej Szczepański ha creado prótesis funcionales para ayudar a los perros heridos a caminar de nuevo.
En colaboración con el productor de impresoras y materiales 3D Zortrax, el joven veterinario utiliza el dispositivo Inventure de la empresa para fabricar él mismo las extremidades artificiales y mejorar la calidad de vida de estas mascotas que sufren discapacidades.
Debido a que el uso de prótesis animales en Polonia no se promueve de la misma manera que en otras regiones, como Estados Unidos, Maciej Szczepański comenzó a pensar en el potencial de la impresión 3D de miembros artificiales. El estudiante inició su proyecto ayudando a Sonia y Leto, dos perros que perdieron sus patas después de que uno fuera atropellado por un tren y el otro por un automóvil. “Quería crear prótesis que mejoraran la calidad de vida de un animal que las usara”, indica el estudiante.
Después de subcontratar una parte del proyecto, Maciej Szczepański comenzó a usar Zortrax Inventure para imprimir las prótesis en 3D por su cuenta y ganar más independencia. Al principio, el joven veterinario utiliza alginato para hacer una huella del muñón del perro que luego se rellena con un yeso cerámico especial. Después de eso, escanea en 3D el modelo obtenido de un muñón para que la impresora 3D pueda preparar un modelo digital. “Todo lo que tengo que hacer más tarde es imprimir el prototipo en 3D en mi Zortrax Inventure, lo que hace que mi trabajo sea mucho más fácil, ya que puedo imprimir en el acto y verificar si mis suposiciones son correctas. Ya no tengo que subcontratar este trabajo.’ Szczepański menciona.
Cada pieza protésica está impresa casi en su totalidad en 3D en Zortrax Inventure. Los componentes impresos incluyen un enchufe que sostiene el muñón del perro y un elemento adicional de “pie” que entra en contacto directo con el suelo. A pesar de no tener experiencia en impresión 3D, el estudiante considera que trabajar con Zortrax Inventure es bastante fácil y conveniente. ‘La Inventure es una impresora de escritorio con una interfaz accesible e intuitiva. Fue mi primer contacto con una impresora 3D y lo manejé sin ningún problema”, matiza.
Una ventaja importante de la impresión 3D es también el corto tiempo en el que se puede obtener la prótesis. Un dato interesante es que Leto solo tardó 15 minutos en acostumbrarse a su nueva prótesis, la aceptó y empezó a moverse con ella casi como un perro sano. Todo el proceso de obtener la prótesis lista y entregársela al animal que la necesita no dura más de tres días.
Además, la impresora Zortrax le permite a Maciej Szczepański crear artículos altamente personalizados con costos mínimos. “En el futuro, me gustaría utilizar la impresora 3D para crear otras prótesis o reparar las que ya he fabricado”, dice. De hecho, el joven alumno está a punto de lanzar una nueva empresa que brindará apoyo duradero a los animales con problemas ortopédicos.
Estos diseños no son nuevos, aunque han ido mejorando y sobre todo, bajando de precio con el tiempo. Hace unos cuatro años un equipo multidisciplinar de diferentes universidades de San José realizó una honda investigación en la que estudiaron “la capacidad y viabilidad del uso de impresoras 3D para la elaboración de prótesis que permitan a animales, en este caso a perros, recuperar la movilidad parcial o completa que hayan perdido a causa de la pérdida de alguna de sus extremidades”.
Los investigadores, licenciados o doctores en Medicina y Cirugía o ingenieros electrónicos, estudiaron algunos de los materiales que pueden ser usados para la elaboración de las prótesis, así como las especificaciones que debía tener la impresora 3D que se encargue de fabricar dichas prótesis.

Su objetivo fue investigar la viabilidad de la elaboración de prótesis para canes usando las impresoras 3D para ser utilizadas como alternativa a las prótesis estándar actuales.
Tras analizar las impresoras 3D disponibles y algunas de sus aplicaciones para ser usadas en la cirugía de animales caninos, así como algunos de los materiales que pueden ser utilizados en estos mecanismos para elaborar las prótesis personalizadas y adecuadas a cada paciente, y comparar los materiales utilizados por las impresoras 3D en la elaboración de prótesis para determinar el rendimiento de cada sistema evaluado para elaborar prótesis caninas de uso quirúrgico llegaron a la conclusión de que “el uso de las aplicaciones de la tecnología de impresión en 3D logra que se considere a ésta tecnología como una alternativa en el uso de las prótesis para la medicina animal en el ámbito de la ortopedia canina, pero que pueden ser extrapolados al ámbito humano también”.

Los datos

800 euros es el precio medio de las prótesis caninas tradicionales que hay en el mercado, algo poco asequible para una gran parte de los dueños de los 7 millones de perros que hay en España

(Páginas 36 y 37)

 Felicidad tras rozar la eutanasia

 

 

 

Pin It