Síguenos

6372700

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Tomar probióticos de forma rutinaria puede no ser tan bueno como creemosprobioticos

 

Los microorganismos saludables del sistema digestivo del perro tienen muchas funciones importantes, como la absorción y la producción de nutrientes y la prevención de enfermedades al ayudar a reforzar el sistema inmunitario. Cada vez es más normal completar las defensas naturales de los cachorros con preparados de microorganismos vivos denominados probióticos. Pero OJO, no siempre son buenos. Está muy de moda darle esos preparados a los perros, especialmente a los cachorros. Aunque no se duda de sus beneficios, los veterinarios cuestionan que se haga de forma rutinaria.

Por  Óscar REKALDE

Síguenos
  

Según señala a LADRIDOS Benito Pérez, veterinario responsable de La Clínica Veterinaria, “Todavía tenemos mucho que avanzar en el conocimiento de la microbiota intestinal y su importancia en la inmunidad general y en muchos factores relacionados con la salud. Los avances y los últimos estudios parecen abrir campos muy prometedores en la capacidad de mejorar el sistema de defensa de los mamíferos a través de la modificación intencional de la microbiota intestinal”.
Este veterinario especialista en pequeños animales recalca que estos siempre buscaron de forma natural mejorar sus defensas. “Esto lo han hecho nuestros animales desde tiempo inmemorial al ingerir las deposiciones de otros animales de distintas especies. Es la forma natural de diversificar y adaptar el sistema inmunitario a través de la interacción de los componentes de las bacterias que viven en el organismo”.
Por su parte, según los profesionales de Purina, expertos en nutrición animal, “a veces, el equilibrio de los microorganismos se altera y las bacterias dañinas pueden proliferar a expensas de estos microorganismos buenos” y sería en este momento cuando entran en juego los probióticos, preparados cuyo objetivo es restablecer el equilibrio saludable de la microflora intestinal. Pero su uso no está exento de críticas.
“Más controvertido es el uso de probióticos para influir en este ecosistema intestinal. Es muy probable que tras procesos inflamatorios severos sea necesario un aporte externo que ayude a una más rápida implantación y de un mejor balance de las bacterias necesarias para el equilibrio”, recalca el dueño de La Clínica Veterinaria.
A estos complementos para influir en la flora intestinal de nuestros perros se suele recurrir ante problemas digestivos como heces blandas, diarreas o flatulencias, sobre todo en cachorros, que por su instinto voraz de comer suelen ser más proclives a presentar estos desarreglos intestinales.
Desde Purina insisten en consultar siempre con el veterinario antes de darle cualquier suplemento alimenticio de cualquier tipo al perro, sea adulto o cachorro. Benito Pérez, remarca que “mal no hacen”, pero a la vez reconoce que aún queda camino por recorrer. “Creo que nos queda mucho que estudiar para ver la forma en la que se puede influir en la inmunidad general a través de la inclusión de determinados microorganismos en nuestros intestinos y en el de nuestras mascotas”.
Es una creencia generalizada que los yogures son excelentes probióticos para los perros. También aquí hay disparidad de opiniones, y no parece muy claro que aporte beneficios para ellos.

“Es de sobra conocido que el yogur aporta a las personas las bacterias intestinales buenas que necesitamos. Sin embargo, en el caso de los perros, no es tan claro que el yogur tenga beneficios probióticos, ya que el sistema digestivo de los perros es distinto al de los humanos”, afirman desde Purina.
Los expertos de esta marca de nutrición animal, añaden que “el yogur no es tóxico para los perros y, siempre que se les ofrezca con moderación y se eviten las versiones azucaradas, la mayoría de los perros pueden disfrutarlo de vez en cuando. No obstante, el yogur contiene lactosa, que puede causar problemas digestivos en algunos perros, por lo que es importante ofrecerle una pequeña cantidad para empezar y dejarlo si se observa algún problema”.

Los datos
33% se calcula que una de cada tres consultas veterinarias sobre cachorros es por problemas digestivos
2 son los síntomas más normales que llevan a los dueños a administrar probióticos a su cachorro: diarreas y flatulencias

(Páginas 20 y 21)

Ni cirugía, ni quimio: nuevo tratamiento contra el cáncer de piel

Insectos en la alimentación canina: ¿futuro o amenaza?

Los farmacéuticos insisten en vender en exclusiva los medicamentos para animales

Pin It