Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4314537

Podemos saber si nuestro perro padece cáncer con una simple prueba de adn en sangre

 analisis sangre

Un estudio clínico descubre que con una simple prueba de adn en sangre es posible detectar múltiples tumores malignos en perros incluso antes de que haya síntomas

Un novedoso estudio clínico realizado por PetDx, empresa de diagnóstico molecular de San Diego, California, en colaboración con la Universidad de dicha ciudad americana, destapa que con un simple análisis de sangre es posible detectar múltiples cánceres caninos incluso antes de que haya el más mínimo síntoma en el perro

Por M. ARAMBARRI

Síguenos

El cáncer es la principal causa de muerte en perros, sin embargo, hasta ahora no existían métodos de detección temprana como en la medicina humana.
El estudio clínico internacional multicéntrico demostró que OncoK9 ® – la prueba de biopsia líquida para perros puede detectar 30 tipos diferentes de cáncer con una simple extracción de sangre.
El estudio, denominado, CANcer Detection in Dogs (CANDiD) se realizó para demostrar la efectividad de dicha prueba para la detección temprana de múltiples cánceres desarrollada para la detección no invasiva y caracterización del cáncer en perros utilizando tecnología de última generación.
El trabajo incluyó muestras de sangre recolectadas prospectivamente de más de 1.000 perros propiedad de clientes en más de 40 sitios clínicos en los Estados Unidos, Canadá, Brasil, los Países Bajos, Francia y Hong Kong entre 2019 y 2021. La efectividad media de los resultados obtenidos se cifra en un 98,5%.
En el conjunto de pruebas, había 137 sujetos con un solo cáncer primario perteneciente a uno de estos tres tipos de cáncer; todos recibieron un resultado positivo o negativo. La prueba de biopsia líquida arrojó un resultado positivo en 117 de estos 137 sujetos, lo que resultó en una tasa de detección general del 85,4 %
Para tres de los cánceres caninos más agresivos (linfoma, hemangiosarcoma, osteosarcoma), la tasa de detección fue del 85,4 %. En el conjunto de pruebas, había 137 sujetos con un solo cáncer primario perteneciente a uno de estos tres tipos de cáncer; todos recibieron un resultado positivo o negativo. La prueba de biopsia líquida arrojó un resultado positivo en 117 de estos 137 sujetos. Y para ocho de los cánceres caninos más comunes (linfoma, hemangiosarcoma, osteosarcoma, sarcoma de tejido blando, tumor de mastocitos, carcinoma de glándula mamaria, adenocarcinoma del saco anal, melanoma maligno), la tasa de detección fue del 61,9%. En el conjunto de pruebas, había 237 sujetos con un solo cáncer primario perteneciente a uno de estos ocho tipos de cáncer; de estos, 236 recibieron un resultado positivo o negativo. La prueba de biopsia líquida arrojó un resultado positivo en 146 de estos 236 sujetos.
La prueba detectó señales de cáncer en pacientes que representaban 30 tipos distintos de cáncer y proporcionó una predicción del origen de la señal de cáncer para un subconjunto de pacientes con neoplasias malignas hematológicas. Además, la prueba detectó con precisión la señal del cáncer en cuatro sujetos supuestamente libres de cáncer antes de la aparición de los signos clínicos, lo que respalda aún más la utilidad de la biopsia líquida como prueba de detección temprana. En conjunto, estos hallazgos demuestran que la biopsia líquida basada en NGS puede ofrecer una opción novedosa para la detección no invasiva de cánceres múltiples en perros.
El cáncer es, con mucho, la causa más común de muerte en perros adultos. Al igual que los humanos, los perros tienen un riesgo de 1 en 3 de contraer cáncer a lo largo de su vida, y aproximadamente 6 millones de perros son diagnosticados con cáncer cada año en los Estados Unidos. Los perros mayores y ciertas razas tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer. El cáncer generalmente se diagnostica en perros en una etapa avanzada, cuando las opciones de tratamiento son limitadas y las posibilidades de cura son bajas. Cada año, el cáncer acorta la vida de muchos perros que podrían haber disfrutado de muchos años saludables con sus familias si la enfermedad se hubiera detectado antes.
Cada célula del cuerpo de un perro contiene miles de millones de “letras” de ADN que forman el genoma del perro. El cáncer se desarrolla como resultado de la acumulación sucesiva de alteraciones genómicas (mutaciones de ADN) a lo largo del tiempo. Todas las células liberan fragmentos de ADN en el torrente sanguíneo, y el ADN liberado de las células cancerosas contiene alteraciones genómicas únicas que pueden detectarse mediante tecnología de biopsia líquida.

Seis pasos
Paso 1. Se recolecta una muestra de sangre que contiene fragmentos de ADN libre de células liberados de células sanas y células cancerosas (si hay cáncer presente).
Paso 2. Se separa la muestra en 3 componentes: plasma, capa leucocitaria y hematocrito.
Paso 3. El ADN libre de células se extrae del plasma y se prepara una biblioteca de ADN amplificada para la secuenciación.
Paso 4. La secuenciación de próxima generación de la biblioteca de ADN genera datos detallados para el análisis.
Paso 5. El laboratorio utiliza algoritmos bioinformáticos patentados para identificar alteraciones genómicas asociadas con el cáncer.
Paso 6. Se envía un informe clínico al veterinario indicando si se ha detectado o no señal de cáncer

Los datos
7 años, edad a partir de la cual se recomienda hacer la prueba de forma general
Más temprano en las razas con predisposición a padecer esta enfermeda

(Páginas 14 y 15)

La FDA, la mejor garantía ante un cáncer canino

El 47% de perros muere de cáncer

El perfume del cáncer

Pin It