Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4473811

Nuevos espectadores en Primera División: los perros

 girona Gosbi

El Girona CF consiguió ascender a Primera División de La Liga de fútbol y lo hizo con un anuncio muy sorpresivo: los perros podrán asistir al estadio con sus dueños a ver los partidos de su equipo.

Por E. Iglesias

Síguenos

Aunque es un anuncio incipiente que está en fase de estudio para buscar fórmulas que lo hagan posible, los expertos coinciden que con buena organización es totalmente factible que los perros puedan ser los próximos aficionados de los clubs deportivos.
El origen de esta idea que ha sido muy bien acogida entre la población gerundense está en el nuevo patrocinador del club catalán: Gosbi, una marca de alimentación y cuidado de animales de compañía, que ha introducido entre la directiva la voluntad de convertirse “en el primer club ‘pet friendly’ (admite mascotas) del mundo: no solo con palabras, con hechos”, según reconoce el CEO del club, Nacho Mas-Bagà.
Mas-Bagà, destaca que el Girona tiene “muchas ideas”. Se están buscando “fórmulas” para estudiar si es posible “que los perros y las mascotas también puedan venir a Montilivi”. “El mundo está cambiando muy rápido”, enfatiza.
“Hay una serie de regulaciones estatales sobre cómo se debe acceder a un estadio de fútbol, pero se está estudiando si es posible darles cabida en algún espacio específico del estadio. Para que pueda haber un sitio para todo el mundo y el estadio sea un espacio familiar y pensado, también, desde el respeto animal”, apunta Mas-Bagà.
Según los expertos en la materia consultados por LADRIDOS, en primer lugar es fundamental saber que los perros con sensibilidad auditiva alta no deberían asistir en partidos en los que se prevén ruidos elevados, como una final, por ejemplo.
Ángel Mariscal, responsable de los perros de seguridad en el Santiago Bernabéu, califica la iniciativa, en declaraciones a LADRIDOS, como estupenda, pero con una serie de precauciones.
“Es fundamental colocar carteles en todas las entradas en los que se avise que ‘cualquier perro que tenga sensibilidad auditiva no tiene autorizada la entrada por bienestar animal’”.
Además de los carteles y de que el propietario se debe hacer responsable en todo momento de su perro, Mariscal indica como imprescindible que se exija y se pueda pedir por los cuerpos de seguridad el seguro de responsabilidad de cada perro en vigor en el momento de la entrada al estadio.
Una tercera medida debe ser que los perros acudan con bozal, “Todos deben ir con bozal porque hay mucha gente, son perros que estarán en medio de un tumulto, y hay que garantizar la seguridad de los aficionados”, matiza Mariscal.
En cuando al establecimiento de espacios específicos donde se pueda ingresar con las mascotas, y que estén lo suficientemente alejados de las personas a las que no les agradan los perros, tiene sus pros y sus contras. Por un lado no hay que olvidar que hay individuos alérgicos a estos animales, y no se trata de provocarles una reacción y pasar un mal día por asistir a la derrota o la victoria de su equipo favorito. Pero por otro, una concentración de perros puede provocar problemas. “Puede ser una buena idea, pero ya sería poner muchos perros juntos, es verdad que no van a estar desperdigados, pero al final vas a tener 50 perros juntos con riesgo entre ellos, contagiándose los ladridos constantes, no sé si es mejor o peor”, indica Ángel Mariscal.
Otro punto a tener en cuenta sería el comportamiento del animal. En todo momento su propietario debe ser el responsable de cualquier acto que realice su perro, dejando en casa a las mascotas que no sepan comportarse en público. Un mínimo de educación es imprescindible para que un perro pueda estar en un barullo de gente sin que haya problemas, por lo no estaría de más que todo aficionado que quiera que su compañero de cuatro patas sea un socio más en el Montilivi primero acuda a un educador canino que le dé las cuatro reglas necesarias de socialización. Ni qué decir tiene que los perros agresivos o con problemas de conductas hacia otros perros o personas se deben quedar en casa.

Algunos seguidores del Girona CF también han lanzado la idea de que en el campo podrían existir expertos caninos que hicieran función de guardería por un módico precio, de tal forma que el propietario pueda ir al servicio, o al bar a tomar algo sin ningún tipo de problema. Esto no sería imprescindible pero sí muy de agradecer por los socios del club que están dispuestos a acudir a Montilivi a disfrutar con los partidos de su equipo.
El objetivo de esta iniciativa no es dar un “capricho” a los dueños de perros que quieran ir a ver al Girona, sino que es una “colaboración que va mucho más allá de un simple patrocinio” y que pone “el foco más allá de nuestra marca, buscando un fin social que es el respeto y la normalización de los animales”, indica Isaac Parés, fundador y CEO de Gosbi.
También reconoce que es un caso “innovador y diferente” y que la marca se ha sentido “muy cómoda” y espera “seguir creciendo juntos durante muchos años”. El objetivo inicial se ha logrado: “ganar visibilidad a través de un canal masivo como el fútbol”.

Minerao, el precedente
El estadio brasileño Mineirão, uno de los estadios más representativos del país, desde hace varias temporadas tiene habilitado un espacio para que los aficionados del Cruzeiro, el equipo que juega allí normalmente, puedan acudir a ver a su equipo junto a su mascota.

Los datos

11.200 espectadores es la capacidad del Montilivi
3 temporadas ha estado en Segunda hasta conseguir el ansiado ascenso a la división de honor
1930 año de fundación del club
1970 año de construcción del estadio

(Páginas 4 y 5)

Pin It