Síguenos

6745099

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

 

Los conflictos con perros son

por mala interpretación en la comunicación

takoda

Una pregunta habitual es el saber si la comunicación con nuestros seres queridos es efectiva. Un porcentaje alto de la población que convive con animales asegura entenderlos, pero cuando se les pregunta por alguna de sus señales habituales, como el bostezo, lamerse o el estornudo, no son capaces de recordar en qué situaciones emiten este tipo de señales y desconocen su significado.

Por Marcos J. IBÁÑEZ

Los conocimientos sobre comunicación canina han ido vinculados a los conocimientos sobre su comportamiento. Inicialmente, conceptos como la dominancia y la sumisión imperaron en la forma de entender el lenguaje canino y sus relaciones sociales. Esto duró hasta que se introdujo una nueva corriente en torno a señales también observadas en lobos llamadas “señales de corte”.


Estos planteamientos, han propiciado dos diferentes formas de entender la comunicación canina. Mientras que el primero estaba más enfocado al enfrentamiento y la opresión, el segundo consistía en la evitación y libre acción.

Sin embargo limitar el complejo y amplio mundo de la comunicación animal a pensamientos tan limitantes ha propiciado que profesionales y propietarios caninos, acaben sacando conclusiones falsas o erróneas acerca del comportamiento de los perros.

Tras varios años de estudio y observación en interacciones, comportamientos, señales de miles de perros, comprendí que estos dos parámetros eran muy limitados y requería profundizar más y definir mejor ciertos conceptos que habían quedado anticuados o totalmente desactualizados en relación a estudios modernos.

El pasado mes de diciembre publiqué un nuevo libro que ofrece un enfoque totalmente nuevo y revolucionario en cuanto al lenguaje canino. En él explico las señales de fluencia, que ayudan a entender la comunicación de los perros de forma integral. La mayoría de los conflictos que ocurren en la actualidad entre perros, o entre personas y perros es debido a una mala interpretación en la comunicación.

Las señales de fluencia resuelven todo este tipo de problemas, y además aportan una visión mucho más profunda, que hace que tanto profesionales como aficionados, redescubran a sus perros y su comunicación de una forma reveladora.

Definimos estas como el grupo de señales caninas dentro de las cuales se puede producir enfoque, equilibrio y que, cuando los perros fluyen, comunicativamente hablando, se produce armonía y entendimiento. Por lo tanto, con las señales de fluencia, el perro no busca apaciguar o calmar al otro perro, ni someterse o dominar a otro, busca el entendimiento.

¿Por qué las señales de fluencia revolucionan la forma de entender el lenguaje canino? Para entender las diferencias, voy a exponer un sencillo ejemplo: tumbarse.Tomando como referencia la interpretación que se hacía tradicionalmente a esta señal, podía significar: sumisión, o una señal para “apaciguar” o inducir la calma a otros. Sin embargo, veremos que estas conclusiones son incompletas y muchas veces dan pie a interpretaciones erróneas del lenguaje canino.

Ocurre que, desde la perspectiva de las señales de fluencia, la conducta de tumbado, en sí misma, presenta una estructuración compuesta, lo cual significa que puede ocurrir en diferentes situaciones, tanto en aquellas en las que el perro muestra control sobre el entorno, como en las que se ve sometido a una situación que no es capaz de gestionar, provocando que adopte esta postura como muestra de indefensión. Es por tanto, relevante atender a aspectos más precisos, a la hora de determinar el significado de esta conducta y por tanto, descifrar toda la información comunicativa intrínseca.

www.takoda.es

Pin It