Síguenos

6597282

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Jubilación de perros policía: una familia, seleccionada por Héroes de 4 patas, les dará todo lo que merecen

 h4patas geos

 

Héroes de 4 patas, después de un completo protocolo, analiza el lugar y miembros familiares para entregar a un agente canino de las Fuerzas de Seguridad, generalmente mayor, pero también cachorros o jóvenes que no superan el proceso de entrenamiento. Tras toda una vida dedicada a servir a la sociedad, los perros policía se entregan a una familia para que disfruten de una merecida jubilación

Por Miguel PELE / Fotos: Héroes de 4 patas

Síguenos
 

En 2015 comenzaron su andadura y son más de 550 perros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad los que han sido adoptados desde entonces a través de la Asociación Héroes de 4 patas. Dentro de ese número, el mayor cupo pertenece a aquellos que por edad les llega “la jubilación, cuando comienzan a perder facultades, generalmente, a partir de los 8 o 9 años. Otros pueden serlo porque tengan algún problema veterinario que les impida continuar su trabajo.
En ocasiones pueden ser perros jóvenes que no tengan las aptitudes necesarias y a pesar de entrenarlos y trabajar con ellos se percibe que no son aptos para la labor que deberían realizar, se les jubila”, nos cuenta a LADRIDOS Rosa Chamorro, presidenta de la Asociación.

Las razas de estos perros son variadas, aunque sí que es cierto que las mayoritarias son pastor alemán y pastor belga malinois, los más usados para detección y defensa. Pero en realidad cualquier raza puede valer para detección. No es tanto la raza en sí como el propio ejemplar que presente ese instinto natural por el que es seleccionado.
Cuando a uno de estos perros policía le llega la edad de jubilación Héroes de 4 patas lo publica tanto en su página web como en redes sociales. Cada uno tiene su ficha y en ella un enlace para rellenar un formulario. Luego, a través de correo electrónico se les envía toda la documentación, con un cuestionario que deberán completar, para tener una idea de qué tipo de familia es, especificando dónde va a vivir, miembros de la misma, si hay niños, si hay otras mascotas… para ver “qué tipo de perro se adaptaría a esa situación, porque no se trata de una adopción a la carta. También se adjunta el protocolo de adopción, cómo es el proceso y consideraciones a aclarar, pues se trata de perros de trabajo”.
Protocolo
Una vez que se rellena toda la documentación se realiza una entrevista personal y si todo va bien ven qué perros de los que están a la espera de adopción podría encajar.  Si no hay ninguno se deja a esta familia a la espera. Cuando llega el momento la familia tiene que desplazarse a recoger al perro en la ciudad en que se encuentre. Los guías caninos de la unidad son los que les darán las pautas, toda la información necesaria, incluso a posteriori en casos excepcionales se pueden desplazar a los domicilios para ayudar a su integración familiar. Así tendrá la oportunidad de disfrutar de “un merecido retiro, pues ha dedicado su vida a ayudar a la sociedad. Ahora llega el momento de que los apoyemos nosotros”, aclara Chamorro.

El seguimiento se hace siempre por teléfono o por un grupo de WhatsApp que tienen abierto para todos aquellos que quieran participar, en el que aportan fotos o vídeos, lo que facilita la labor de comprobación de la nueva realidad del perro. Además, hay una persona de la Asociación que está encargada de realizar llamadas periódicas a todas las familias adoptantes.
Lo normal es que este agente canino acabe sus días con su familia de adopción, pero en alguna ocasión o bien porque el perro no se adapte o bien porque la familia no consiga hacerse con él, generalmente por falta de paciencia, debe volver a su origen y comenzar el proceso de nuevo.
Cuando hablamos de agentes caninos de defensa los requisitos se amplían a “que la persona adoptante tenga muchísima experiencia en este tipo de perros o que dispongan de una finca cerrada, que tenga poco contacto con otros perros o personas, pues se trata de animales con características especiales. No todo el mundo está preparado para gestionarlos”. Actualmente, la asociación tiene 8 perros con estas características que seguramente acabarán sus días en una residencia. Aquí llega otro problema para ellos pues deberán correr con estos gastos que suelen ser elevados.
Sin ayuda oficial
La junta directiva está gestionada por agentes de la Policía Nacional y colaboran también voluntarios civiles o de otros cuerpos, hasta alrededor de diez personas, que no paran ni siquiera en vacaciones. Con un hándicap añadido, la falta de ayudas económicas. Sobreviven con donativos de empresas, sacan un calendario solidario de ‘adopta un jubilado’, merchandising... para sufragar los gastos de residencia, las operaciones u otros gastos veterinarios.

 

Con vistas al futuro, “nuestra esperanza es que el Gobierno se encargara de estos perros, pues nosotros estamos por esa deficiencia de futuro para ellos, incluso en la Ley de Bienestar Animal quedaron excluidos los perros de trabajo. Hemos intentado reunirnos con los responsables, pero con poca suerte, porque en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son considerados como bienes muebles. Mientras no haya ningún organismo oficial que se encargue de ellos aquí estaremos nosotros”, concluye la presidenta de Héroes de 4 patas.

 Los datos
2015 año de creación de la asociación
+ 550 número de agentes caninos entregados en adopción

 (Páginas 6-7)

Apoyamos la labor de AdoptaK9: búsqueda de familia para perros policía que se jubilan mayo 2019

Adoptak9: asociación de los Cuerpos de Seguridad que busca familia a perros policía jubilados

"Si un policía quiere adoptar un mali tiene que vivir con él"

 

 

Pin It