Síguenos

6745289

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Netflix estrena la nueva entrega de Lupin, con la presencia de J’accuse, interpretada por una perrita española 

lupin

 

Los fans de Lupin, uno de los mayores éxitos de Netflix, esperaban con impaciencia la tercera temporada. La plataforma la lanzó el 5 de octubre y para alegría de muchos, Monette, una perrita española abandonada de cachorra en Albacete, sigue interpretando a la amada perra J’accuse

Por M. ARAMBARRI

Síguenos

En la pantalla podemos ver a Monette corriendo detrás del protagonista Omar Sy, paseando plácidamente con primeros personajes, recorriendo alcantarillas detrás de ladrones o incluso casi durmiendo. Todo esto parece fácil, pero tiene un trabajo detrás de meses o, incluso, de años.
Monette interpreta a la perrita J’acusse en esta serie francesa que fue una verdadera revolución cuando se estrenó en 2021. Es la perra del protagonista Assane Diop (Omar Sy) y muchos de sus seguidores se quedaron preocupados al concluir la segunda temporada y no verse el momento en el que se fue con él en las escenas finales. Hasta tal punto, que Sy se vio obligado a explicar en público que no había por qué inquietarse, ya que “habrá más escenas con ella”, anunciando así que estaría en la tercera temporada.
Y así ha sido. Monette trabajó de la mano de Marisa Jaquero durante más de un año para poder grabar todas las escenas que protagoniza en los siete capítulos de esta tercera temporada.
“Trabajar en Netflix requiere muchísimo entrenamiento, no te puedes equivocar, no se puede perder ni un segundo, la perra tenía que hacer todos los ejercicios que yo le pedía”, indica Jaquero a LADRIDOS.
En un rodaje con perros no se deja nada al azar. Todo tiene que estar preparado, ensayado y trabajado con anterioridad. “Cada acción, cada plano que se graba, son ejercicios que hemos preparado, que ha repetido muchas veces, la perra debe hacer siempre el mismo movimiento”, matiza Marisa.
Es un gran trabajo de entrenamiento ya que “casi” tiene que hacer las cosas ella sola. “Yo estoy escondida en el decorado, o camuflada detrás de algún mueble o detrás de las cámaras para poder guiar a la perra, todos los ejercicios los tiene que hacer con comandos”.
Aunque rodar con esta plataforma es difícil, todo tiene que salir a la primera, “Monette lo hizo genial, y eran cosas complicadas como dentro de una alcantarilla a la que antes no podíamos entrar a ensayar ya que no hay alcantarillas abiertas ni disponibles, tiene que saberse muy bien los ejercicios, estar muy segura, sin ningún tipo de miedos”, relata la entrenadora de esta perra sin raza que fue salvada de la calle en un pueblo de Albacete por la propia Marisa Jaquero.
El proceso para trabajar con perros en cine tiene unas pautas muy claras. Todos los planos sin excepción se estudian antes.
“A nosotros nos mandan el guion unos meses antes y lo estudiamos. Yo les digo este sí se puede hacer, esto no, o propongo alternativas a algunas escenas, y finalmente el guion se adapta a la personalidad de la perra”.
Una vez superado este proceso, que pueden ser unos cinco meses, se prepara cada plano para saber dónde está la cámara, “dónde nos escondemos y que nos vea o qué tipo de planos vamos a hacer. Por ejemplo no puede ser que el director o el productor diga ‘oye podemos hacer esto en esta acción’, eso no se hace nunca con un perro actor”.
Para estos perros actores hay un protocolo de bienestar y seguridad muy estricto. “Se controla mucho, en España debería existir algo así y proteger más a los perros actores”.

INVISIBLES Y SIN RAZA

Marisa reivindica por activa y por pasiva que los perros actores que protagonicen series o películas deberían ser siempre mestizos o cruces de razas, para así ayudar a que la gente se decida a adoptar.
“Cuando un perro sale en el cine o en la tele, esa raza se convierte en moda, toda la gente busca un perro igual creyéndose que va a hacer las mismas cosas. Es importante que sean adoptados y mestizos, como los míos”.
Jaquero tiene cuatro perras, todas ellas actrices, rescatadas de la calle. Viven en su casa, alguna ya está jubilada.
“En mis quince años trabajando en el cine con perros, me doy cuenta que los entrenadores y adiestradores, que somos los más preparados para rehabilitar perros, somos las personas que más perros compran”.

(Páginas 6 y 7)

Los perros van a la ópera
American Humane vigila que los animales trabajen seguros en los rodajes
Ladridos de película
Perros de novela

Pin It