Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4473497

Recetas veganas: ¿sostenibles pero incompletas?

recetas con plantas

La inclusión de ingredientes menos refinados puede ser la solución a este tipo de alimentación canina 

Hoy los alimentos para humanos de origen vegetal se consideran más sostenibles que los productos derivados de animales. Esto también podría ser cierto para los alimentos para mascotas, lo que explica una posible demanda de comida perruna a base de plantas. ¿Es suficiente y sostenible comida con proteína solo vegetal?

Por Ariane Maike Wehrmaker, Nynke Draijer y Guido Bosch/Universidad de Wageningen, Países Bajos. (extracto del artículo publicado en ScienceDirect)

Síguenos
 

Las elecciones de alimentos sostenibles están atrayendo un interés creciente en el sector de alimentos para mascotas. Los fabricantes, además de que aún no realizan evaluaciones exhaustivas de la sostenibilidad de las recetas de alimentos para mascota, también ponen muchos obstáculos para ofrecer datos precisos sobre este aspecto.
Los requisitos para un alimento completo para mascotas, es decir, que proporcione todas las necesidades nutricionales diarias, presentan un desafío con respecto a los alimentos para mascotas de origen vegetal. Está demostrado que muchos de estos alimentos comerciales para perros a base de plantas no son completos ni equilibrados, aunque afirmen serlo. En general en estas recetas o productos hay unos pocos aminoácidos y minerales selectos, pero son insuficientes macronutrientes para un perro. La gravedad de estas deficiencias nutricionales dependerá del tipo de ingredientes de origen vegetal utilizados.
En un principio, el gluten de soja y trigo tienen propiedades ventajosas tanto nutricionalmente como desde el punto de vista tecnológico. La soja proporciona una amplia gama de aminoácidos esenciales y ya se utiliza en alimentos para mascotas. El gluten no tiene igual en cuanto a sus propiedades aglutinantes y, por lo tanto, se usa ampliamente en los alimentos. Sin embargo, tanto la soja como el gluten no tienen la mejor reputación entre los consumidores debido a problemas percibidos relacionados con la salud y el bienestar, como la asociación de la soja con fitoestrógenos y la deforestación, y el gluten con enfermedad celíaca.
Preferencias
Otra preferencia del consumidor es evitar los ingredientes de la familia de las solanáceas que contienen el compuesto tóxico solanina que se puede encontrar en tomates y patatas, ingredientes que contienen algunos alimentos para mascotas de origen vegetal disponibles comercialmente.
En este estudio, se introdujo el concepto del grado de utilización de proteína vegetal para alimentos completos de origen vegetal para perros, CPU, a fin de comprender el equilibrio entre nutrición y sostenibilidad. El primer paso fue investigar qué nivel de refinamiento, es decir, fraccionamiento, (el fraccionamiento es el proceso de separar un material en diferentes fracciones; por ejemplo, la fracción proteica y la fracción que contiene el resto del material) de las fuentes de proteína vegetal era necesario para cumplir con los niveles de nutrientes recomendados por FEDIAF para perros adultos. Además, se investigaron las consecuencias de excluir ciertos ingredientes. De esta manera, los alimentos para perros a base de plantas se evaluaron en función del valor nutricional y el uso de materias primas, demostrando las ventajas y desventajas al diseñar un alimento para perros completamente a base de plantas.
Se eligieron diecinueve ingredientes en función del uso actual en dietas comerciales basadas en plantas y su disponibilidad comercial. La receta básica se formuló de acuerdo con los niveles de nutrientes recomendados por FEDIAF para alimentos para perros adultos, con un requerimiento energético de mantenimiento de 95 kcal (0,4 MJ) energía metabolizable (EM) por kg de peso corporal.
El objetivo fue analizar las consecuencias de minimizar la cantidad total de nutrientes que se agregarán a las recetas de alimentos para perros a base de plantas. También se investigaron los efectos de las restricciones con respecto al nivel de refinamiento y a las preferencias del dueño. Se analizaron tres niveles de refinamiento de ingredientes: bajo refinamiento (excluyendo el uso de aislados y concentrados), refinamiento medio (excluyendo el uso de aislados) y alto refinamiento (excluyendo el uso de harinas). Se tuvo en cuanta la tendencia del consumidor a excluir los ingredientes de soja y el gluten y se excluyeron la patata y tomate por su relación con la solanina y se realizaron las distintas combinaciones.
Proteínas
Una vez estudiadas todas estas posibilidades, se comprobó que las recetas en su mayoría tenían un alto contenido de proteínas, incluso en los menús que se excluyeron los aislados y concentrados. Pero todas necesitaban fortificantes para cumplir con las pautas nutricionales, y la cantidad de nutrientes agregados osciló entre 8 y 14. Todas superaban el mínimo recomendado por FEDIAF de contenido de proteína cruda (12,5 g/MJ ME). También excedieron el nivel requerido de la mayoría de los aminoácidos esenciales. Asímismo, todas las recetas tuvieron una proteína de cultivo, CPU, superior a las promedio normalmente reportadas para la producción de carne de res, cerdo y pollo.
Fibra
Los resultados indican que una gama de recetas a base de plantas calculadas en función de diferentes restricciones relacionadas con el grado de refinamiento de los ingredientes y la exclusión de ingredientes específicos (por ejemplo, aquellos que no son los preferidos por los dueños de mascotas) pueden cumplir con los niveles de nutrientes recomendados por FEDIAF para perros adultos En términos generales, los perfiles nutricionales de las recetas se dividen en dos categorías: (1) alto contenido de proteínas; (2) alto en fibra. Las recetas ricas en proteínas se basan principalmente en la inclusión de ingredientes altamente procesados (es decir, refinados). Las recetas ricas en fibra se basan principalmente en el uso de ingredientes menos procesados. En las dietas ricas en proteínas, los niveles de proteína fueron hasta 3,3 veces el mínimo recomendado por FEDIAF para alimentos para perros (12,5 g/MJ EM).
Digestibilidad
Una razón para evitar el exceso de proteína es que conduce a una excreción excesiva de nitrógeno lo que contamina el medio ambiente. Sin embargo, una clara ventaja de las dietas ricas en proteínas es la menor cantidad de fortificantes necesarios. Los consumidores priorizan un bajo número de fortificantes porque prefieren alimentos más naturales, sin estos aditivos. En la actualidad, no hay datos que indiquen que los niveles excesivos de proteínas sobrecarguen el metabolismo, lo que significa que no se prevé un mayor riesgo para la salud del hígado o los riñones en perros sanos a pesar de que el exceso de proteína puede conducir a un aumento de su fermentación en el intestino.

Energía
En las recetas basadas en plantas, la densidad energética es inferior (el animal necesita comer más para cumplir con sus requisitos energéticos) y, por lo tanto, la densidad de nutrientes necesaria puede ser inferior a la supuesta. Por lo tanto, las recetas también podrían estar proporcionando un exceso de micronutrientes y se necesiten menos fortificadores.
Sostenibilidad
En definitiva, aunque el exceso de proteína es aceptable desde un punto de vista nutricional, conduce a la contaminación por nitrógeno y, por lo tanto, debe evitarse cuando se buscan recetas sostenibles. No solo el exceso de proteínas es un indicador de una dieta no sostenible, sino también la combinación con un bajo contenido de fibra. Las que usan ingredientes menos refinados son más sostenibles. La inclusión de otros ingredientes para proporcionar nutrientes que estaban limitados o la adición directa de estos nutrientes podría reducir el contenido de fibra y proteína y aumentar la CPU, que es la cantidad de proteína en el producto final por kilogramo de proteína utilizado en la materia prima, el indicador de receta sostenible.

 

(Páginas 22 y 23)

Especial sobre la comida canina, lejos de las garras de las marcas

Pienso con o sin granos, la trampa de la industria alimentaria 

¿Es saludable la dieta BARF?

La comida cruda hace resistentes a los antibióticos a perros y humanos

Insectos en la alimentación canina: ¿futuro o amenaza?

Comida reciclada, ¿estamos dispuestos a dársela a nuestras mascotas?

Pienso seco: de pescado mejor que de pollo

Recetas a base de plantas: ¿sostenibles pero incompletas?

 

Pin It