Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4814140

¿Quieres conocer al mastín español? El guardián nacido de la trashumancia 

mastín español con cabras

Raza autóctona española, icónica y muy usada durante siglos en la defensa de los rebaños, ahora también como vigilante de fincas amplias. Es un perro con carácter equilibrado y noble, además de agradecido y cariñoso, en especial con los niños. Puedes estar con la tranquilidad que no va a hacer un gesto malo.

Por Miguel PELE

Síguenos
 

Actualmente, aunque parezca lo contrario, sigue trabajando en la guardia y custodia del ganado, sobre todo, en la zona norte de España: Castilla y León, Asturias, Cantabria, Galicia e incluso en El Pirineo, zonas donde hay mucha población de lobo. Sigue desempeñando la misma función que hace siglos. Antes, se hacía “anualmente la trashumancia, cosa que ahora apenas se realiza, pero el ganado sí que se deja en el monte para pastar en época estival y luego en el invierno se baja a las majadas para protegerlo de la climatología”, nos cuenta Pedro Sánchez, tesorero de la Asociación Española del Perro Mastín Español (AEPME).
A lo largo de su historia, como guardián y defensor, su jornada de trabajo son caminatas diarias de unos 15 km cuidando el ganado de posibles enemigos, buscando las zonas altas y el viento favorable para detectar su olor y activando su ladrido para disuadirlos.
Si ha sido bien seleccionado, se tratará de “un perro noble, equilibrado y lo suficientemente moloso que se pueda enfrentar a los depredadores, en particular al lobo o al oso”. El lobo evitará la pelea. Lejos queda el mito del enfrentamiento a muerte entre el lobo y el mastín. Contra el oso poco podría hacer, nada más que defender el rebaño con su propia vida si este decidiera un enfrentamiento directo. 
A diferencia de otros perros de guarda no la hace atacando, sino que “se trata de un perro que avisa. A las personas, salvo que estas pretendan hacer algún daño en el ganado o a la propiedad que custodia, nunca va a atacar. En tal caso, sería un perro con un carácter desequilibrado, característica que no se busca en esta raza”.
Ante un intruso, lo primero que hace es olfatear y avisar y a continuación utilizar ese profundo y ronco ladrido que se puede escuchar a kilómetros de distancia. Es un aviso y con su imponente tamaño (un mínimo de 77 cm de altura a la cruz y más de 60 kg de peso) intimidará lo suficiente para disuadir el ataque.
Además de esta tarea guardiana del ganado, también hay personas que lo tienen para su propia finca, donde puede haber otros animales como gallinas, caballos, etc. o simplemente para tener seguridad en su propiedad con la familia, a los que considera que también debe guardar y defender.
En cuanto a criadores, los hay en cualquier punto de España, “suelen ser aficionados que tienen 4 o 5 ejemplares, personas que tengan tradición ganadera o simplemente aficionados atraídos por la belleza y nobleza de este perro”.  La AEPME tiene un libro en el que figuran datos de los ejemplares, los progenitores, camadas controladas, diagnósticos de las radiografías de displasia… libro que se deposita en la Junta de Castilla y León. También hay un censo de todas las camadas controladas con muestras de sangre de los padres.
Finalmente, los propietarios de las camadas controladas en AEPME “reciben un certificado de cada cachorro en el que se especifica que ese cachorro cumple las condiciones del plan de cría”. Todo este trabajo es de mucho valor para el cuidado y desarrollo de la raza, ayudando a los criadores en los cruces, tanto en la genealogía como en la salud.
Dos son los principales problemas de salud: la displasia de cadera y el corazón. Lo más importante para que no se agrave la displasia en los mastines españoles es que “puedan ejercitarse, que tengan un espacio amplio para poder tener una buena musculatura, unos 2.000 m cuadrados de espacio donde poder trotar. Porque si se tiene en un box, el perro no se ejercita y se atrofia muscularmente”. La displasia no solo le afecta a la cadera, sino a muchas más articulaciones, como codos, tobillos y rodillas. Con respecto al corazón, aquellos ejemplares que se les detecte este problema, deben seguir las indicaciones del veterinario “y evitar reproducir con ellos, al igual que sucede con la displasia”.
Su vida media puede situarse alrededor de los 10 años, si bien hay algunos ejemplares pueden llegar a alcanzar los 14. Una buena alimentación y una buena selección genética han hecho que la esperanza de vida se haya alargado algo más. “El estándar está muy equilibrado y si nos salimos de ahí cometeremos un error. Si queremos hacer el perro más grande y gordo, demasiado moloso, con ejemplares que tengan demasiada piel o arrugas, ahí surgirán los problemas de salud”, aclara Sánchez. 

Como cuidados, una buena alimentación seca, que se puede compaginar con comida casera de carne, agua abundante y limpia, desparasitación y vacunación y en la época de muda del pelo un buen cepillado para quitar el pelo antiguo. Este perro se recomienda, además de para guarda y defensa del ganado, para una familia que viva en un entorno rural con suficiente espacio para el perro y que les guste la naturaleza y salir a dar paseos con él. ”No lo aconsejaría para zonas urbanas, donde no hay demasiado espacio, o para gente que les guste salir a correr con el perro, pues es un animal que su caminar típico es el trote, el senderismo estaría muy bien pero el runing no. Y sobre todo, tener el tiempo suficiente para dedicárselo, si no tienes tiempo para cuidarlo es mejor no tenerlo”, concluye Pedro Sánchez.

Los datos
77 cm de altura a la cruz
10 años es la esperanza de vida media
2.000 metros cuadrados es una buena parcela para que se ejercite Grande es la raza española de mayor tamaño
Grande es la raza española de mayor tamaño

(Páginas 24 y 25)

Pastor mallorquín: poco de pastor, mucho de guardián

Una raza que importa y se exporta: mastín del Pirineo

Pastor total: carea leonés o perro de aqueda

Pin It