Síguenos

6147822

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Trabajemos todos por ser pulcros y reglamentarios en mondioring para evitar que desaparezca

 mondioring

 

El mondioring es un deporte canino donde hay que dar a conocer al juez la valentía y la calidad de los perros con espectáculo incluido. Con tres clases de pruebas, obediencia, saltos y mordida, la figura del hombre de ataque, conocido como figurante, es esencial para “demostrar oposición al animal y permitir al juez evaluar la calidad del perro”, según señala el reglamento internacional de esta disciplina, que le marca tres reglas de oro: “imparcialidad absoluta, no infligir, jamás, de ningún modo, dolor físico al perro y comportarse como si no tuviera traje protector”. No siempre las siguen, y aquí viene la guerra que muchos referentes de este deporte mantienen durante años.  Esquivas, tocar al perro con el bastón, con los accesorios, con la mano, hablarle... el reglamento dice NO, ¿por qué se permite?

Poe Emer IGLESIAS

Síguenos

De la mano de Jean Paul Correa, con 32 años a sus espaldas como hombre de ataque y responsable del centro canino Los Guardianes en Olesa de Montserrat, en LADRIDOS lanzamos un grito en defensa de una disciplina canina que corre el riesgo de desaparecer si se sigue obviando el reglamento en los concursos. “Lo importante que tenemos en esta vida es ser responsable en lo que hacemos, tener principios, esto traducido al deporte canino simplemente es seguir las normas, ser respetuosos con el reglamento”, así de claro y tajante se muestra Correa.
“Respetuosos con el reglamento”, lo primero vamos a ver qué dice y si verdaderamente se está cumpliendo. El reglamento internacional de concursos de mondioring de la Federación Cinológica Internacional, FCI, fue elaborado por la Comisión para Perros de Utilidad de la FCI en marzo de 2001 y revisado y actualizado en 2016, 2019 y 2020.
Prohibido taxativamente
En el capítulo VI sobre los ejercicios de mordida se define claramente qué se puede hacer y qué no, tanto en el ataque de frente con bastón, como con accesorios, como de huida de mordida o de frustración o en la búsqueda y conducción, la defensa del conductor o en la guarda de objeto. Común a todos estos ejercicios se especifica claramente que “Están prohibidos la esquiva al inicio del ataque, los golpes sobre el perro, todo gesto o comportamiento del hombre de ataque que pueda causar dolor al perro”.
Por lo tanto la mejor forma de que no haya ningún tipo de violencia es seguir de ‘pe a pa’ estas normas.
“En mi larga experiencia como figurante de mondioring he visto mucha gente que se queja de que el hombre de ataque no respeta las normas. Para mí, lo primero es ir a favor del respeto hacia el perro, esto es un deporte con mordida en la que el animal ejerce una cierta agresividad en la defensa, por lo que tenemos que evitar por encima de todo que el perro se lesione, que le hagamos daño, y esto se consigue sí o sí siguiendo escrupulosamente el reglamento que tenemos”, concreta Correa.
Espectáculo y público
Es un deporte de mucho espectáculo, los concursos son bajo una temática, todos van disfrazados, hay música y actividades de distracción relacionadas con el tema elegido, por lo que el público es una parte esencial en las pruebas.
“El público tiene que ver que en el trabajo que hacemos con el animal que el perro no se lesione, que no le hagamos daño, que no lo tocamos con la caña, que seamos imparciales y que nos fijemos siempre en el reglamento”, matiza con pasión este veterano figurante.
El juez, responsable
¿Y quién es el encargado de que esto se cumple? La pelota está sin duda en el tejado del juez de las pruebas. “El juez es el que lleva la batuta, el responsable, el que tiene que dirigir y controlar al figurante para que no lesione al perro, sobre todo cuando trabajamos con accesorios o con el bastón, en ningún momento debe permitir que el hombre de ataque se quite de encima el perro con el bastón, el reglamento lo dice claro, el perro no se toca con el bastón, no se toca con la mano, está prohibido hablarle”.
Entonces el problema de que exista riesgo de que un perro se lesione es responsabilidad de los jueces, ¿es que lo permiten?
Exámenes
“A la hora de los exámenes los figurantes se comportan como tienen que hacerlo para conseguir su titulación de club nacional o internacional. El problema viene a la hora de trabajar en los concursos o pruebas organizadas por los clubs. Muchas veces los jueces dejan que según qué figurante, puede ser porque le interese que un determinado perro haga más o menos puntos para favorecer a alguien de algún club, realicen cosas que rozan o se salen de la norma. Para mí lo importante es la imparcialidad, tanto del figurante como del juez”.
Permisividad
Correa lleva muchos años compitiendo y participando en concursos, y, claro, ha visto de todo. “Sobre todo en concursos importantes, que van a marcar la trayectoria de determinados perros, he visto que los jueces permiten que estos figurantes empujen, que se quiten el perro para que muerda usando la caña como escudo. Esto es peligroso y puede haber lesiones en el animal, es impresentable que se permita”.
Jean Paul y toda su saga llevan años con esta lucha, y tienen mucha gente detrás que al igual que ellos no está de acuerdo en que en los exámenes para llegar a ser hombre de ataque se exija el reglamento al milímetro, como debe ser, y luego en los concursos esos mismos figurantes se salten las normas y actúen a su libre albedrío.

Coraje
“Siempre digo que un figurante que sabe que viene un perro a todo gas, quizás a 40 por hora, y está dispuesto a enfrentarse a él de frente, sin moverse un milímetro, a intentar impresionarlo con su lenguaje corporal, espera para recogerlo, hace que el perro entre en el traje sin lesionarse, es decir, el que se queda ahí bien firme y enfrentando al perro, sinceramente para mí es el que tiene más valor, el que tiene más coraje”.
El reglamento de esta disciplina es bien claro, “Tenemos esquiva pero no hay que meter un cañazo a un perro o empujarlo con la mano, porque en este caso ya no hacemos mondioring, el figurante tiene que ser correcto y tiene que evitar de esquivar o de tocar, esto es el mondioring, en otras disciplinas puede ser diferente, pero en el ‘mondio’ no está puesto que en un frente con accesorio o en un frente con bastón que el figurante se tiene que desplazar e intentar esquivar o empujar al perro haciéndole hasta daño para que no le pueda coger en el traje. Es así de sencillo y los jueces deben corregir a cualquier hombre de ataque que ven que no se atiene a las normas”.
Desaparición
Según el responsable de Los Guardianes, el silencio y no denunciar estas prácticas va en contra del propio mondioring. “Si nos callamos todos, poco a poco el ‘mondio’ va a desaparecer y nos tendremos que ir a hacer otro tipo de disciplina”.

(Páginas 38 y 39)

Jean Paul Correa cuelga el traje

Jean Paul Correa: "Hay que acabar con los figurantes que se casan con los guías"

Pin It