Síguenos

6700170

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

Pequeño y cariñoso en casa, el teckel también es resistente en el campo

 TECKEL MARRON

 

Este perro de muestra está siendo demandado como mascota, sin olvidar su origen cazador, pero al ser pequeño, longilíneo y con andares graciosos, ha dado el salto a la fama que esperemos no sea tan dañina como lo fue en otras razas

Por Miguel PELE

Síguenos

Hablamos del dachshund, dackel o teckel, tal como aparece en estándar de la FCI, una raza pequeña, de cuerpo alargado, conocida vulgarmente como perro salchicha, que originariamente fue diseñada para entrar por las galerías de los conejos, de ahí su columna alargada.
Aunque sigue siendo un perro de caza, también de rastro, la simpatía de su aspecto le ha llevado a ser uno de los perros de raza que se ha puesto de moda y uno de los más demandados como mascota, como lo demuestran los datos de inscripciones de la RSCE, logrando el cuarto puesto con 2.943 ejemplares inscritos en el libro de orígenes español.
El teckel miniatura puede pesar entre 4,5 y 5,5 kg, por lo que nos referimos a un perro verdaderamente pequeño, longilíneo, de extremidades cortas y pecho amplio. Hay tres variedades del mismo (pelo corto, pelo largo y pelo duro) y numerosos colores, desde el unicolor, el bicolor, el arlequín o el atigrado.
Ignacio Crespo Bueno (Crespalia) es un criador de esta raza, socio del teckel club, y se define como de “alta selección y cría familiar. La primera por el origen de los perros, por su pedigrí (perros originarios de Rusia). La segunda porque se crían en mi casa como debería hacerse durante los tres primeros meses de vida de cada ejemplar, siempre en compañía de su madre”.
No solo es alimentación, sino también socialización, acostumbrarlos a los ruidos, a la presencia humana y de otros animales, para acompañar la excelente base genética y conseguir ejemplares altamente equilibrados. Como Crespo dice a LADRIDOS “de eso se trata, de intentar mejorar la raza y si no se puede al menos no empeorarla”.
Estos cuidados en los primeros meses de vida, con una buena educación y socialización, harán que el teckel sea un perro sociable y se pueda controlar el ladrido, algo innato a los perros pequeños que pueden ser usados de perros de alerta al dueño o al perro guardián.
Cuidados
Como todo perro, deberá vacunarse de la rabia y pocos cuidados más del veterinario. Cuando son cachorros hay que tener mucha precaución con los saltos, que no lo haga desde la cama o el sofá al suelo. Si tiene que bajar unas escaleras a diario, tener la precaución de que no sean tramos largos y muchas veces al día, para que no se resienta su columna vertebral.
Ahí está el principal problema de salud que puede tener el teckel, las hernias discales, pues al estar diseñados para entrar en las madrigueras su columna es más larga y se puede resentir con los esfuerzos, sobre todo, en la juventud “pero cuando son adultos siempre se lo digo a la gente, el perro tiene que ser perro y saltar como todos y no llevarlo de paseo y cuando llegas al parque y encuentras que hay tres escalones cogerlo en brazos”.
Estos perros comen todo lo que se les dé su amo, no solo el pienso seco, sino “también verduras o frutas y otros alimentos, como sardinas, pasta o carne picada”.
En cuanto a sus cuidados externos, los perros de pelo corto tienen pocas necesidades, aparte del lavado o cepillado general. Los de pelo duro sí que necesitan corte y retoque de barba o patas y cuando salgan al campo habrá que retirar los abrojos y agarramoños que se les peguen o incluso vigilar que no se le adhieran garrapatas, pues su cuerpo va muy cercano al suelo.
Con una vida normal, serán longevos, pues son perros que pueden llegar a vivir hasta 16-18 años, porque además de ser raza pequeña son rústicos, acostumbrados a estar en la naturaleza, a cavar galerías, aspecto que habrá que vigilar si están libres por el jardín.
Utilidad
La mayor parte de los perros de esta raza van destinados a ser animales de compañía, porque “nadie va a pagar 1.000 euros para destinar este cachorro a la caza, que no se sabe si va a servir para esto, porque pueden ser perros de muestra, sobre todo de rastro de sangre, y cobrar conejos o zorzales. Por las condiciones físicas, por su actitud y persistencia se puede decir que son perros polifacéticos”.
Como mascota suele estar tranquilo en casa, en el sofá, “yo digo que tienen un 50 por ciento de ángel, porque cuando están en casa buscan la compañía humana y son cariñosos y otro porcentaje igual de diablo, porque cuando salen al campo si les das caña al final acabas tú cansado.

Además, algunos de ellos se dedican a exposiciones, acudiendo a diferentes competiciones locales, nacionales o internacionales, pues se trata de perros muy llamativos por su estructura morfológica, su simpatía, las poses armoniosas y su belleza general.

Largoreal Vudy Alen
Edad 5 años. Peso 5,5 kilos. Medida torácica 37 cm (miniatura)
-Campeón joven de España
-Campeón joven Andalucía
-Campeón Gibraltar
Su primer perro ruso, al que le debe todo el proyecto en el que se ha embarcado.

Los datos
4,5-5,5 kg de peso, con dimorfismo sexual
16 años de esperanza de vida

(Páginas 20 y 21)

Maneto, el podenco singular

Ratero murciano, la alegría de la huerta

Ratonero valenciano: adorable para la familia

 

Pin It