Síguenos

6336911

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!


LA OPINIÓN

La piel canina

 

Por Cristina Vicente Andrés y Carmen Lorente Méndez, dermatólogas caninas ADERVET

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Representa alrededor del 12% del peso corporal en un perro adulto sano y del 24% en un cachorro. Se trata de un órgano barrera que protege al cuerpo del entorno hostil (polución, químicos, traumatismos, microorganismos, radiación ultravioleta……) y mantiene las necesidades internas del cuerpo (agua- electrolitos). Sin él no es posible la vida, por ello es muy importante el cuidado de la piel. Su capa más externa, la epidermis es más fina en los animales que en el ser humano y por esta razón y, a pesar de ser especies recubiertas de pelo, la piel del perro es mucho más vulnerable a agresiones externas. 

La piel es además un órgano en constante renovación y su demanda de nutrientes muy elevada, por ello para el buen estado de la piel y del pelo es imprescindible una dieta de alta calidad que aporte proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales.

El pelo es especialmente importante en carnívoros ya que tiene muchas funciones de protección solar, reconocimiento social, regulación del calor y como órgano sensorial. Crece en ciclos, la duración de la fase de crecimiento es parte de la herencia genética del animal y determina la longitud final del pelo que varía según la raza, el individuo y el área corporal. 

En los animales que viven en el exterior se suelen producen dos mudas al año, en primavera y en otoño, mientras que en los animales que viven dentro de casa pueden mudar a lo largo de todo el año ya que están menos expuestos a los cambios del fotoperiodo y de la luz solar.

Existe la falsa creencia de que los perros no deben bañarse frecuentemente, pero pueden ser bañados tan frecuente como sea considerado necesario, siempre que se utilicen productos adaptados a su piel y pelo y elaborados por un laboratorio veterinario para dicho fin. Al menos sería necesario que cualquier perro fuese bañado 2-4 veces al año. En el caso de los perros de pelo largo o los que viven dentro de casa, lo normal sería al menos un baño mensual. En los oídos sanos se recomienda aplicar un limpiador tras el baño para eliminar restos de agua, cera y detritus. Se recomienda también una inspección y limpieza semanal de las áreas de riesgo: espacios interdigitales, alrededor de la boca, zona perianal y pliegues cutáneos. Son muchas las agresiones que puede sufrir la piel de los animales. Algunas como las causada por parásitos externos (pulgas, garrapatas, ácaros), resultan fáciles de prevenir con productos eficaces y seguros. Es importante llegar al diagnóstico de dichas enfermedades y aplicar el correcto tratamiento lo antes posible. 

Que duda cabe de que un gran número de procesos cutáneos pueden ser atendidos por el veterinario generalista y no requerirán la consulta a un especialista. No obstante, cuando la enfermedad cutánea no responde de la forma esperada a los tratamientos o no hay un diagnóstico claro, la figura del veterinario dermatólogo resulta una pieza clave. Dado que algunos procesos cutáneos pueden tener una presentación atípica y, sobre todo, que muchos problemas cutáneos se presentan con los mismos síntomas pero el origen del problema, su tratamiento y pronóstico es completamente distinto, la intervención de un especialista dermatólogo nos conducirá de forma rápida y clara a un diagnóstico, a un posterior tratamiento eficaz y a un mejor pronóstico de la enfermedad cutánea.

Un animal no debe vivir con problemas dermatológicos porque siempre hay una forma de controlar dichos problemas y para ello el dermatólogo veterinario es una pieza fundamental. El Centro de Dermatología Veterinaria ADERVET está especializado en el tratamiento de las enfermedades de la piel de perros y gatos y exclusivamente se ocupa de este campo de la medicina veterinaria.

http://www.adervet.com

Pin It