Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4814140

Canes especializados en detección trabajan en las obras de los ferrocarriles alemanes

renfealemana

La empresa alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn (DB) está entrenando a perros rastreadores para que encuentren fauna protegida en las grandes obras de construcción planeadas para así acelerar sus proyectos de infraestructuras en el país germano.

Por Óscar REKALDE / Fotos. DB

    

Síguenos

El hecho de que un perro tiene alrededor de 220 millones de células olfativas, lo que les da un sentido del olfato mucho, mucho mejor que el nuestro, es lo que ha llevado a los responsables de la Renfe alemana a utilizarlos para detectar la fauna protegida que habita en las zonas donde se programan futuros proyectos de comunicaciones. La empresa de ferrocarriles, Deutsche Bahn, “tiene la intención de hacer un buen uso de este talento confiando en perros rastreadores certificados para ubicar la vida silvestre en nuestros sitios de construcción en el futuro”, indican en un comunicado enviado a los medios de comunicación. La conservación juega un papel importante en los nuevos proyectos de construcción de Deutsche Bahn. Por eso, antes de comenzar a construir, crean lo que se conoce como un “mapa de vida silvestre”, que les permite ver si los animales protegidos viven en el sitio de las futuras obras. “Así podemos tomar las medidas adecuadas si encontramos alguna. Normalmente, nuestros expertos inspeccionan el área y vigilan cualquier animal que pueda estar viviendo allí, como lagartijas de arena o murciélagos”. Pero la inspección humana de los lugares donde se asentarán los grandes corredores ferroviarios presenta inconvenientes a veces muy difíciles de salvar. Por ejemplo, “no es posible detectar todo: un edificio puede tener muchos rincones y grietas, el sitio de construcción puede estar muy cubierto o los animales pueden no estar activos durante una determinada hora del día o del año” matizan en el comunicado de prensa.

Para superar estos problemas, los responsables de la empresa ferroviaria han apostado por entrenar perros detectores, ya que son capaces de descubrir la presencia de especies protegidas con mucha más facilidad. “Aquí es donde entran nuestros perros rastreadores: su sentido del olfato es perfecto para identificar a otros animales, incluso si estos últimos no son fácilmente visibles”, matizan desde DB. DB ha puesto en marcha un proyecto piloto que somete a los perros a un curso de formación especial. Primero los agentes de cuatro patas aprenden a trabajar con los cuidadores caninos y a encontrar lagartijas de arena, serpientes suaves y otras criaturas pequeñas al rastrear su olor. Al mismo tiempo, los manipuladores deben aprender sobre los rasgos biológicos de las especies objetivo y cómo trazar mapas de sitios sin sus asistentes caninos. “Se necesitan unos ocho meses para completar esta formación, que finalizará con una prueba que cubre la teoría y la práctica por igual. Posteriormente, los guías y los perros están calificados para realizar tareas de mapeo en DB”, indican. “El uso de perros en proyectos de construcción es una novedad en Alemania. Gracias a su agudo olfato, los perros pueden encontrar especies protegidas en cualquier momento del año y con casi cualquier clima”, dijo Jens Bergmann, director de planificación de infraestructuras de DB. Los instructores de la compañía ferroviaria trabajan con seis perros de diferentes razas, a los que se enseña a olfatear animales protegidos como serpientes rastreras, sapos de vientre amarillo, murciélagos, lagartijas roqueras y lagartos ágiles en las vías del tren, dijo DB.


Los perros se encargarán de esta tarea en 2022, tras el entrenamiento que debería terminar a finales de este año, según informó DB. Para llegar a detectarlos los perros aprenden a reconocer el olor de los animales olfateando cáscaras de huevo y mudas de piel al aire libre, así como en diferentes condiciones climáticas en una cámara ambiental. A medida que los perros exploren las obras, sus adiestradores registrarán sus hallazgos en una tableta mediante una nueva plataforma digital de datos que permitirá que todos los participantes en el proyecto y a las autoridades reguladoras tengan acceso a datos en tiempo real sobre las especies detectadas. El proyecto cuenta con la colaboración de científicos de la Universidad de Innsbruck, la Universidad de Ciencias Aplicadas de Bonn-Rhein-Sieg y el Centro Helmholtz de Investigación Medioambiental. “Estos perros de trabajo son un activo para nosotros como empresa y para las medidas de conservación, ya que trabajan de forma rápida, precisa e independiente sin verse afectados por el clima o por los niveles de actividad de los animales de destino. Las habilidades de los perros son el complemento ideal para el trabajo de cartografía convencional, y su contribución puede marcar la diferencia cuando se necesita precisión. Esto beneficiará enormemente nuestras actividades de conservación en los sitios de construcción. El uso de estos perros rastreadores especialmente entrenados también nos ayudará a reducir costos y ahorrar tiempo”, matizan desde Deutsche Bahn.

(Páginas 34 y 35)

Un pastor alemán vigila la mortandad provocada en la vida silvestre por las modernas segadoras

La pesadilla de las avispas asiáticas

Dos border collie, el pavor de los furtivos de truchas en Andorra

 

 

 

Pin It