Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4644649

Consejos de la RSCE para evitar los peligros de las bajas temperaturas

frio

En invierno el mercurio se sitúa en negativo en muchas partes de España. A los perros les afecta el frío y hay que tomar una serie de precauciones.
Por Carlos XESTAL

Síguenos

Los paseos heladores, las prendas de abrigo y el corretear por la nieve forman parte del mosaico estacional. Pero el invierno también entraña peligros para los perros fácilmente salvables, siguiendo los consejos ofrecidos por la Real Sociedad Canina de España (RSCE) y el The Kennel Club, la organización británica más importante de cría de perros de raza fundada hace 149 años.
1.Los anticongelantes
Prohibido ingerir anticongelante, Puede parecer obvio, ¿verdad? Pero su buen olor y su sabor dulce, combinado con el incremento lógico del uso del líquido en este periodo, pueden suponer una trampa mortal para los perros: un simple lamido puede afectar a sus riñones y causarle la muerte.
Si usa líquido anticongelante para el coche, asegúrese de que los animales andan lejos y de que todo ha quedado limpio. Si cree que su perro ha bebido, no dude ni un segundo en llevarlo al veterinario.
2.Las hipotermias
Exponerse mucho tiempo a temperaturas muy bajas puede reducir la temperatura corporal del can y provocar hipotermia. Esto no significa que la mascota no deba salir al menos tres veces al día a pasear: por lo general y en casos extremos, debería de bastar algo de abrigo. Sin embargo, ahí entra en juego el tamaño y el peso: cuanto más grandes, más aguante. Si el perro empieza a temblar, no cabe duda: al confortable hogar de regreso. Y un consejo: que las prendas de animales no les aprieten demasiado.
Además, tampoco hay que dejar a un perro en el coche en invierno. Los vehículos no cuentan con un buen sistema de aislamiento térmico y el vehículo protege al perro de la lluvia y el viento, pero no del frío.
3.La congelación
Cuando hiela y salimos a pasear, es importante revisar las patas de la mascota: el hielo o la nieve pueden mezclarse con el pelaje y formarse una inesperada bola fría, que no solo puede ser incómoda, sino que puede aumentar el riesgo de congelación.
Cuando el perro levante las patas, gima o deje de caminar, es muy probable que estemos ante una advertencia de que tiene frío: es importante comprobar que no haya síntomas de congelación.
4.Lagos o ríos congelados
Los perros son ágiles y sagaces, pero ante un estanque, lago o río congelado no hay que tentar a la suerte: las placas pueden romperse y caer ellos al agua, con riesgo de hipotermia: si esto sucede, hay que tener cuidado porque si el suelo no ha resistido el peso del animal, tampoco resistirá el de su dueño… Además, el hielo demasiado afilado podría lastimar a la mascota. Lo mejor es llevarlos atados.
5.Sal en la calle
Es habitual que en los días de mucho frío los servicios de limpieza echen sal para derretir la nieve y el hielo. Pero el uso de sal, y de otros químicos, pueden causar irritación en las patas.
Y qué decir si nuestra mascota se pone a lamer la sal, algo que puede ser dañino para su organismo.

 

6.Menos horas de luz

Aunque a partir de finales de diciembre cada día anochece más tarde, hasta el próximo cambio de hora, las horas de luz son reducidas. La falta de iluminación hace más vulnerables ante los coches a nuestras mascotas, que pueden distraerse y acabar en la calzada. Es importante que lleven ropa reflectante, brillante o luminosa en invierno para que no se pierdan.
7.Aumento de peso
En esta época del año hay que prestar atención a la alimentación del perro. El cuerpo pide más calorías con el frío, y los perros no son ajenos a esta tendencia. Además los paseos suelen ser más cortos y ellos están menos activos debido al inclemente clima.
No es bueno que el animal se desmadre con la báscula. Y para darle una vida más saludable ante las bajas temperaturas, podemos reducir la cantidad de comida y tratar de jugar más en interiores para mantenerlo activo.
(Página 13)

La piel canina
¿Cómo sé si mi perro está gordo?
Los perros gordos viven un 15,5% menos que los flacos

 

Pin It