Tu revista canina

cabecera5Aniversarioweb

 

 

 

 

 

Cumplimos 5 años

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

Síguenos

4644593

Un 10% de los hoteles admite mascota con buen comportamiento

viajar

En España hay casi 12.000 establecimientos hoteleros abiertos, se calcula que en un 10% ya permiten alojarse con mascota.
En una de cada cuatro familias españolas convive alguna mascota. En el último mes se han rozado los 15 millones de pernoctaciones en los casi 12 millones de establecimientos hoteleros abiertos que han visto un nicho de mercado entre los viajeros que van acompañados de su perro. Pero eso sí, exigen animales educados, que no ocasionen problemas.

Por Emer IGLESIAS

Síguenos

Casa Rural Yeguada Jiménez Latorre, dígame.
-Buenas tardes, quería preguntarle si permiten mascotas en su hotel y si tiene coste. Queremos alojarnos dos amigas con nuestros perros tres noches.
-No hay problema ninguno, los perros son bienvenidos siempre y cuando se porten bien. Aquí pueden estar con su dueño donde quieran.
El que contesta al teléfono es Saturnino Jiménez, propietario de la casa rural Yeguada Jiménez, más conocida como “El Corral del Conde” en Fermín Caballero, Ciudad Real, un establecimiento hotelero con todo lujo de detalles en medio del campo en el que los animales son su seña de identidad.
“No se preocupen por nada, aquí les ponemos bebederos y comederos y podrán jugar por toda la finca de casi 70 hectáreas entre caballos y mis propios perros. Soy muy amante de los animales”, añade Sátur, abogado, hijo de abogado, de un prestigioso despacho de Madrid que hace seis años decidió dejarlo todo atrás y cambiar su acomodada vida en la capital por una zona rural en medio de la nada, pero muy cerca de Ciudad Real.
De su sueño personal salió un establecimiento hotelero que cumple a la perfección los propios sueños de los viajeros con perro. Además de que el trato a los huéspedes caninos es exquisito, el “botones” que recibe a los visitantes al llegar es un renacuajo de cuatro patas, Duque, que no duda en hacer todas las cabriolas posibles para que no dejes de acariciarlo. Junto a él salta Conde, un cachorro de ratonero mallorquín que recibe con lametones y carreras a las mascotas de los viajeros.
Estamos en pleno siglo XXI y cada vez más hoteles o casas rurales, a imagen de los países de nuestro entorno, optan por ser lo que ahora se denomina establecimientos “Pet Friendly”, lugares que te permiten llevar a tu mascota sin que le prohíban la entrada.
“Yo permito los perros porque soy un enamorado de los animales, y porque cada vez más gente viaja con ellos. Aquí nunca me dieron ni un problema, y son felices”, indica Sátur a LADRIDOS.
De los casi 12 millones de establecimientos hoteleros que hay abiertos en nuestro país, se calcula que un 10% de ellos ya permiten que se alojen huéspedes con mascota. Pero no en todos los sitios el trato es igual.
“El proceso es muy poco a poco, a fuerza de ir siempre con mi perra y preguntar si podemos pasar, cada vez más sitios lo permiten”, señala una viajera que recorre media España y Europa en compañía de su mascota.
Ante el aumento de esta demanda, un porcentaje considerable de establecimientos opta por cobrar un suplemento que justifica normalmente por la limpieza posterior más exhaustiva que se debe hacer de las habitaciones.
Pero cobren o no, permitan una mascota por habitación, o incluso pongan un límite de peso, en lo que sí coinciden todos los propietarios es que los perros deben ser educados y saber comportarse.
“En cuanto a las mascotas no cobro ningún cargo siempre que respeten las normas de no subirse a las camas y respeten el mobiliario cuidando de no arañar puertas y demás muebles” indica la propietaria de la Posada El Majuelo en Baños de la Encina, Jaén, cuando se le informa que los huéspedes serán tres amigas cada una con su mascota.
Lo primero y más importante es que el perro que se aloje en un hotel no importune de ninguna de las maneras a los demás huéspedes, es decir, que no ladre ni a las personas ni a deshoras, que pase tranquilo sin acercarse a los viajeros con los que se cruce, y por supuesto que no arañe ni destroce absolutamente nada del establecimiento hotelero.  

La responsabilidad de este comportamiento corresponde al dueño del perro. Antes de llevarlo de viaje hay que haberlo educado para que sepa vivir en “sociedad”, y si presenta algún comportamiento problemático lo mejor es acudir a un profesional que nos ayude a encauzar sus nervios o instintos. Una vez que el perro ha interiorizado unas mínimas normas es cuándo podremos comenzar a disfrutar con él de estancias en este 10% de hoteles que ya nos lo permiten.
Mientras que en algunos establecimientos está tajantemente prohibido que se queden solos en la habitación, en otros lo podremos dejar mientras que bajamos al comedor o salimos a algún sitio. Es muy importante que ya esté acostumbrado a quedarse solo sin problema alguno, para evitar que se ponga a ladrar, o lo que es peor, arañar la puerta, el suelo, los muebles…
Por ello, antes de alojarnos en uno de estos hoteles debemos comprobar que es capaz de quedarse solo. Si no lo es, la solución es la misma: acudir a un profesional del comportamiento canino.

Pet Friendly
Los establecimientos así denominados permiten llevar mascota sin que le prohíban la entrada

(Páginas 20 y 21)

Los hoteles hacen su “agosto” y disparan los precios por mascota

 

Pin It