Síguenos

6372812

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

 

Freno a la gripe aviar

gripeaviar

Cinco perros adoptados se preparan en Estados Unidos para detectar las aves que son portadoras de la tan temida gripe aviar. La industria avícola, que mueve solo en Estados Unidos alrededor de 38 millones de dólares y tiene 250.000 trabajadores, se ve afectada cada cierto tiempo por la tan temida gripe aviar, que además de implicar la eliminación letal de casi 50 millones de aves domésticas es un riesgo para los humanos. El virus de esta enfermedad lo transmiten poblaciones silvestres de aves acuáticas o de aves playeras, como patos, que no manifiestan la enfermedad, por lo que es difícil detectarla. Sin embargo tienen una gran capacidad para causar enfermedades en los pollos y pavos de corral.

Por Óscar REKALDE

El Centro Nacional de Investigación de Vida Silvestre (NWRC), en Fort Collins, Colorado, se puso manos a la obra para buscar nuevos métodos que ayuden a detectar las poblaciones de patos silvestres portadoras de la gripe aviar y comenzaron con el programa de entrenamiento de perros. Hasta ahora sólo se realizaban controles a las aves que recogían los cazadores.
El primer paso fue hacerse con cinco caninos. Para eso se pusieron en contacto con los refugios de rescate de la zona y adoptaron a cinco perros que podían cumplir sus expectativas. Los animales viven en el Centro Nacional de Investigación de Vida Salvaje donde son entrenados por expertos profesionales caninos para convertirse en perros detectores de vigilancia de enfermedades de la vida silvestre.
Los animales son parte del programa colaborativo de 12 meses para evaluar la efectividad del entrenamiento y el uso de perros para detectar e identificar heces de aves acuáticas o cadáveres infectados con el virus denominado influenza aviar (IA) (el causante de la gripe aviar). Si tiene éxito, esta colaboración se puede extender por 12 meses adicionales.
Odin, uno de los cinco perros del programa es un mestizo mezcla de labrador retriever y border collie, que entrena con el investigador de la Universidad Estatal de Colorado, Glen Golden. Cada mañana practican comandos básicos al aire libre como parte de su rutina de adiestramiento.
“Entrenamos a los perros usando refuerzos positivos con recompensas de comida o juguetes dependiendo de las preferencias de motivación de cada perro”, afirma el doctor Golden. “Los perros están entrenados para responder a olores específicos ya sea rascando las cajas de olores que contienen materiales de aves infectadas con AI o sentados en cajas que contienen materiales de aves no infectadas. Los perros no pueden tocar las heces o cadáveres infectados, pero pueden oler los elementos que se colocan en frascos de olores especialmente diseñados”, matiza el investigador.
Cada perro trabaja de una forma en función de su propia personalidad. Moose, un coonhound negro y fuego, se suele centrar en identificar la caja de olor que contiene las heces de las aves portadoras de esta temida enfermedad aviar.
Las investigaciones anteriores del centro y de la Universidad muestran que algunas enfermedades causan cambios de olor en los animales infectados. Debido a que su sentido del olfato es tan agudo, los perros pueden detectar esos cambios.
“Los perros se han utilizado durante muchos años para la detección de excrementos, cadáveres y plagas en la gestión de daños a la vida silvestre”, afirma el Dr. Bruce Kimball, químico investigador del NWRC y colaborador del estudio. “También han ayudado a diagnosticar enfermedades, como el cáncer de pulmón y de mama, en las personas. Eventualmente, esperamos entrenar a estos perros para detectar con éxito aves infectadas con IA o sus heces en entornos naturales y servir como biosensores para esta y otras enfermedades agrícolas costosas”, concluye.
La gripe aviar no afecta a los caninos, pero Odín, Moose y sus tres compañeros están vacunados tanto contra la rabia como contra otras enfermedades caninas a las que pueden estar expuestos inadvertidamente mientras realizan la vigilancia en el campo.
Cuando acaben su fase de entrenamiento, que empezó en junio y durará unos 12 meses, cada ejemplar canino será emparejado con un especialista de campo de los Servicios de Vida Silvestre de APHIS para actividades de vigilancia de enfermedades. Si alguno de ellos no consigue responder al entrenamiento y se le ve inadecuado para el trabajo de vigilancia, se le buscará un hogar adoptivo donde pueda vivir feliz.
Hasta que ha comenzado con los perros detectores de aves portadoras de gripe aviar, APHIS tiene una larga historia de trabajo con perros detectores para ayudar en la detección y manejo de especies invasoras, desde encontrar plagas de insectos en el envío de carga hasta olfatear setas pardas, cerdos salvajes y nutrias.
El Centro Nacional de Investigación de Vida Silvestre (NWRC) es el brazo de investigación del programa USDA-APHIS Wildlife Services. Conflictos entre humanos y vida silvestre, daños a la vida silvestre, animales dañinos y plagas, enfermedades de la vida silvestre, especies invasoras, fauna exuberante y salud general del ecosistema son solo algunos de los temas estudiados por los investigadores de este prestigioso centro.
En 2015 la propagación del virus de la gripe aviar en aves de corral produjo un daño económico de más de 800 millones de dólares entre los daños directos y los costos de control, así como en la eliminación letal de casi 50 millones de aves domésticas.
El Programa Nacional de Enfermedades de Vida Silvestre ha estado recolectando muestras de aves silvestres para su vigilancia desde 2006. Inicialmente, el foco principal fue la influenza aviar altamente patógena, una enfermedad que puede afectar a humanos y aves de corral domésticas. Desde entonces, la atención se ha centrado en monitorear una serie de patógenos aviares que podrían tener un impacto potencial en las aves de corral domésticas, la salud humana y otras especies de aves silvestres. Las enfermedades que se vigilan actualmente como parte de este proyecto de salud aviar incluyen la gripe aviar, el paramixovirus aviar serotipo-1 y varios arbovirus

Pin It