Síguenos

6597150

Tu revista canina


cabecera5Aniversarioweb

 

  suscripcion2

Toda la información del mundo del perro a golpe de clic

¡NO TE LA PIERDAS!

 

El asesino del perro policía de Florida

podría ser condenado a cadena perpetua

cigo

EE UU contempla asesinato en primer grado para quien mate a un agente k9 por lo que puede ser condenado a 20 años de cárcel o incluso al resto de su vida encerrado. En España es maltrato animal penado con un añocomo máximo. El día de Nochebuena fue trágico para Cigo, un perro policía k9 de Palm Beach, en Florida, que fue tiroteado por un delincuente cuando iba a ser detenido en el aparcamiento del centro comercial Wellington Green. Los agentes rodearon el estacionamiento y dieron el alto a dos sospechosos, uno fue detenido, pero el otro echó a correr. Cigo se lanzó para detenerlo, y el criminal se revolvió y tiroteó al perro. Los agentes respondieron y el homicida, que está grave, puede ser condenado a cadena perpetua por matar a un agente de Policía, el perro k9. 

Por M. ARAMBARRI.

Según el portal abogado.com, propiedad de la compañía Thomson Reuters, que junto a FindLaw es el sitio más popular para información legal, el asesinato en primer grado en Estados Unidos es el nivel más grave de todos los delitos de homicidio y sus sanciones generalmente son las más duras para cualquier delito. Según los estados, van desde los 20 años de prisión hasta la cadena perpetua sin libertad condicional. Además, en algunos se considera agravante el hecho de que la víctima fuese un oficial de policía, juez, testigo, fiscal o jurado.



Según el relato de la oficina del Sheriff de Palm Beach, todo empezó cuando el día 24 recibieron información de que dos sospechosos buscados por homicidio e intento de homicidio en primer grado, Justin Vázquez y Giovanny Ramos Álvarez estaban en el centro comercial de Wellington.
“El equipo desarrolló un plan de operación para detener a los sospechosos antes de entrar en su vehículo en el estacionamiento fuera del centro comercial. Todos los miembros estaban en posición y el aparcamiento estaba vigilado por agentes encubiertos. Cuando los dos objetivos se acercaron a la mitad del parking, el equipo procedió a detenerlo. El primer sospechoso, Justin Vázquez fue arrestado, pero sin embargo, el segundo, Giovanny Ramos Álvarez, cuando fue consciente de que estaba a punto de ser detenido, salió corriendo”, indican desde la oficina.

Ante esa situación, el perro K9 Cigo “fue desplegado para detener al sospechoso, pero este se dio la vuelta y disparó a los agentes varias veces alcanzando a K9 Cigo. Dos policías respondieron al fuego e hirieron al sospechoso, que fue trasladado a un hospital local en el que se encuentra en estado grave”, matizan.
Por su parte, Cigo fue llevado a un hospital veterinario donde no sobrevivió a las graves heridas y murió al día siguiente. El desánimo y el dolor se apoderó de los agentes de la oficina del Seriff, especialmente de su guía, el ayudante Ryan, cuyas imágenes llorando a lágrima viva e intentado ser consolado por sus compañeros han conmocionado al cuerpo de Policía.

El sheriff Ric Bradshaw dijo que Cigo “hizo su trabajo y salvó las vidas de los oficiales”, y su oficina organizó un gran funeral con honores de héroe para el día 10 de enero en el anfiteatro coral sky. Tras certificarse su muerte, el 28 de diciembre K9 Cigo fue trasladado a la casa funeraria Palm West, donde estuvo su cuerpo hasta su funeral.
Ante el gran número de personas que quisieron asistir al memorial por Cigo, el sheriff pidió a la gente que participase a través de las redes sociales ya que el funeral se transmitió en directo.
El anfiteatro estuvo repleto, todos los policías de Palm Beach participaron, y por internet el evento “K9 Cigo Memorial Service” saturó la red.
La oficina del seriff señaló que los dos agentes que participaron en el tiroteo se encuentran actualmente en licencia administrativa con sueldo, que es el protocolo estándar del departamento para estas situaciones, cuando hay heridos.
Por su parte, la FDLE, la Oficina del Fiscal del Estado de Palm Beach fue a la escena para investigar junto con la división de crímenes violentos de oficina y es la encargada de las diligencias del incidente que está siendo tratado como asesinato en primer grado.

Cada estado, una ley

Aunque en todos los estados, el asesinato en primer grado es el delito más grave, la consideración varía de uno a otro. Mientras que en Illinois o Nueva York la prisión mínima por este delito es de 20 años, en Florida, donde han sucedido los hechos, llega hasta cadena perpetua sin libertad condicional o muerte, sobre todo cuando existe el agravante de que la víctima es policía, consideración que en EE UU otorgan a los perros K9.
En España la legislación penal es muy diferente. Matar a un perro, cualquiera que sea su condición, es maltrato animal y la pena máxima por ello es de un año de cárcel.

 

Pin It